Blogia
LA VOZ NACIONALISTA

ALBERTO BUELA, DEL DISENSO A LA METAPOLITICA

 

Alberto Buela
(Alberto Buela)

En 1994 se publica en Buenos Aires el primer número de la revista Disenso, dirigida por Alberto Buela (1947) y editada por la Fundación Cultura et Labor. Aunque en ese primer número no aparece en ningún momento el términometapolítica, la revista Disenso, que a partir de su número 14 (1997) adopta el subtítulo revista de Metapolítica, culminará su primera época –1994-1999, números 1 a 19/20– como el principal instrumento de un grupo empeñado en construir unametapolítica en lengua española, organizador incluso de cuatro Encuentros Iberoamericanos de Metapolítica (Buenos Aires 1995, Viña del Mar 1996, Asunción 1997 y el cuartovirtual en 1998).

1995 «Una guerra espiritual. Para hablar de metapolíticainternacionalmente es menester establecer la distinción entre orden internacional, que se ocupa de codificar las relaciones entre los estados y orden mundial, que son las pautas-económicas, políticas y sociales –que poderes superiores a los estados, el poder sinárquico,– imponen a los estados mismos. [...] Queremos rescatar la función rectora y arquitectónica de la política a quien debe subordinarse la economía, y no a la inversa como se postula hoy día. Y si prescindimos de embanderamientos concretos, no es porque pretendamos ser un pensamiento neutro o abstracto, sino porque deliberadamente elegimos un terreno que hoy no está trabajado en la sociedad argentina e iberoamericana como lo es el ámbito de reflexión que se ocupa de desenmascarar, de desmitificar las categorías que condicionan la acción política. Esto es, la metapolítica.» (Disenso, editorial del nº 2, 1995.)

«Nos presentamos como una revista de metapolítica que se ocupa de desenmascarar, de desmitificar las categorías que condicionan la acción política. Y comenzamos la deconstrucción de aquellas categorías, tales como las de globalización y homogeneización de las culturas en una sola, que el nuevo orden mundial presenta como evidentes y los gobiernos dependientes ejecutan acríticamente. El desmantelamiento de Occidente, la unidad hispanoamericana, el mundialismo, el origen de las constituciones modernas, la técnica, la arquitectura moderna como negación de lo sagrado, los retos del pensamiento crítico iberoamericano, la decadencia y esplendor del nacionalismo, la cultura mediática, la realidad virtual y la economía, son algunos de los tópicos tratados en esta ímproba tarea de deconstrucción intelectual y de desmitificación ideológica que venimos llevando a cabo. Estamos en camino.» (Disenso, editorial del nº 4, 1995.)

«Hablar y oír hablar en fecundo intercambio sobre el tema: ‘Globalización y grandes espacios’, pero desde nuestro espacio, afrontando la empresa sin ceder respecto de la reflexión ni de la ubicación. A esto nos atrevimos el 25 y 26 de agosto [1995] próximos pasados, con motivo del Primer Encuentro Iberoamericano de Metapolítica, efectuado en la ciudad de la Santísima Trinidad del puerto de Santa María de los buenos aires, como la bautizara Juan de Garay seguramente porque soplaban otros vientos. Con tal propósito se organizaron tres paneles en jornadas consecutivas, correspondiendo la bienvenida de apertura al coordinador de editorial Alfredo Mason y las palabras de cierre y despedida al subdirector de la revista Néstor Gómez de Saravia, culminando el evento en un fraternal almuerzo al que concurrieron participantes, expositores y organizadores. Los panelistas de Buenos Aires fueron: Alberto Buela, Jorge Bolívar, Héctor Martinotti, Alberto Guerberof, Francisco Bosch y Horacio Cagni. Los del interior del país: Carlos Urban (San Nicolás) y Néstor Montezanti (Bahía Blanca). Expusieron invitados del exterior: José I. Vázquez Márquez, Erwin Roberston (ambos de Chile) y Marco Tarchi (Italia).» (Disenso, editorial del nº 5, 1995.)

1996 «Con este octavo número cumplimos el segundo año de vida. Y si al cumplir un año afirmamos que estábamos en camino, hoy decimos que seguimos en camino. Pues seguimos siendo una revista de metapolítica, no-conformista, ni académica ni petardista. A caballo entre la farragosa erudición y el panfleto acrítico. [...] Así, este año entre el 30/8 y el 1/9 [1996] se organiza el Segundo Encuentro Iberoamericano de Metapolítica en Viña del Mar, organizado por mis amigos de la revista chilena Ciudad de los Césares. En lo que hace a los temas desarrollados este segundo año, continuamos nuestra tarea de desenmascaramiento y desmitificación de las categorías que condicional la acción política.» (Disenso, editorial del nº 8, 1996.)

1997 «Nos han robado hasta el nombre. Este es el gran desafío, llegar a ser lo que somos, como decía el viejo Píndaro. Y en esto empeñaremos hasta el último número de Disenso.» [se refiere probablemente a la aparición de la revista Metapolítica en México.] «El Grupo Disenso invita al Tercer Encuentro Iberoamericano de Metapolítica, a realizarse del 27 al 29 de agosto [1997] próximo en Asunción del Paraguay...» (Disenso, nº 12, 1997.)

En el número 13 (1997), con ocasión de su tercer aniversario, titula su editorial «Sobremethá politiká. [...] Los días 27, 28 y 29 de agosto [1997] se realizó en Formosa, a orillas del Paraguay, el Tercer Encuentro Iberoamericano de Metapolítica, el cual reiteró el rotundo éxito de los anteriores, con sede en Buenos Aires y Viña del Mar (Chile).

Disenso, a partir del número 14 (1997) adopta el subtítulo «Revista de Metapolítica». Del editorial: «Algunos nos critican porque no hacemos política, porque no nos comprometemos políticamente. Y, ¿para qué? Para hacer el papel de papanatas ante los políticos profesionales, que nos superan en astucia y embuste. [...] No es mezclando al pordiosero con el señor, ni al zafio con el sabio, según pretende la ideología del igualitarismo, que lograremos una mejor calidad de vida sino rescatando los talentos específicos de cada uno para una mayor perfección de sí mismos y de la comunidad donde viven. Estas enseñanzas que son tan viejas como la filosofía han sido dejadas de lado desde hace ya bastante tiempo. Es hora de recuperarlas. Desde nuestro “lugar en el mundo”, Iberoamérica, nosotros respondemos con el estudio y rescate de los insobornables pensadores nacionales de nuestra ecúmene cultural, sus temáticas y propuestas.»

1998 «El grupo Disenso invita al IV Encuentro Iberoamericano de Metapolítica, que se realizará en la ciudad de Cuzco (Perú) los días del 3, 4, y 5 de septiembre próximo [1998]. El tema general será: Iberoamérica frente al neoliberalismo.» (Disenso, nº 16, 1998.)

«Esto de ‘no ser un perro mudo’ me trae a colación la realización del IV Encuentro Iberoamericano de Metapolítica que bajo el tema ‘Iberoamérica frente al neoliberalismo’ realizamos en forma virtual a principios de septiembre en Cuzco (Perú). Y decimos que fue un Encuentro virtual porque el acta con las conclusiones del mismo ha sido publicada, pero los panelistas no pudieron reunirse físicamente debido a las presiones de servicios de inteligencia internacionales y a la estulticia de algún tilingo local.» (Disenso, editorial del nº 17, 1998.)

1999 «Con este número doble llegamos al fin de un ciclo en esta ‘aventura intelectual’ que esDisenso, pues alcanzamos el primero de los objetivos propuestos hace ya un lustro: difundir los mejores pensadores de cada uno de los países iberoamericanos que tienen en la unidad de Nuestra América su fuente de inspiración y deseo de concreción. [...] En este lustro realizamos IV Encuentros Iberoamericanos de Metapolítica, tres reales y uno virtual, a través de los cuales dejamos instalada en América la metapolítica como disciplina filosófico-científica.» (Disenso, editorial del nº 19/20, 1999.)

Alberto Buela, Ensayos de Disenso: sobre metapolítica, Nueva República, Molinos de Rey 1999, 189 págs.

2000 «Finalmente Buela fundó y dirigió desde 1994 a 1999 la primera revista iberoamericana demetapolítica, disciplina de la que es precursor en América y sobre la que está trabajando actualmente para imponerla dentro de la curricula universitaria. Fruto de este postrer trabajo es su libro Ensayos de Disenso, Barcelona 1999, que lleva el enjundioso prólogo del eminente filósofo peruano Alberto Wagner de Reyna, introductor de Heidegger en lengua española. [...] Como dijéramos ut supra, Buela es el principal creador y divulgador en Nuestra América de la metapolítica como ciencia interdisciplinaria que tiene por objeto el estudio de las grandes categorías que condicionan la acción política de los partidos y gobiernos. Así las categorías de homogeneización cultural, globalización, grandes espacios, identidad, alteridad, pensamiento único et alia son estudiadas por esta nueva disciplina desde una óptica nueva como lo es la del "pensamiento encarnado" en su genius loci –clima, suelo y paisaje–. La primera tarea de la metapolítica es la desmitificación de la cultura dominante (ponerla entre paréntesis) cuya consecuencia natural es quitarle sustento al poder político.

El segundo momento es el planteo de la posibilidad de un pensamiento alternativo. Según Buela existen cuatro concepciones de lo que es metapolítica: 1) La de aquellos que pretenden hacer metapolítica sin política al estilo de nouvelle droite. 2) Los que sostienen que debe hacerse metapolítica sin metafísica como el filósofo Manfred Riedel y algunos analíticos . 3) Los que afirman que metapolítica es la metafísica de la política y acá se inscriben autores pertenecientes al denominado "tradicionalismo filosófico" simbolizado por Evola, Guenon, Schuon, Panunzio etc. y 4) Es la posición de Buela que sostiene: "Como su nombre lo indica en griego thá methá politiká, la metapolítica es la disciplina que va más allá de la política, que la trasciende, en el sentido que busca su última razón de ser, el fundamento no-político de la política. Es una disciplina que tiene una doble faz, es filosófica y política al mismo tiempo ... en cuanto disciplina bivalente no es un pensamiento simplemente teorético sino que exige abrirse a la acción política como productora de sentido dentro del marco de pertenencia o ecúmene cultural donde se sitúa el metapolítico" (Ensayos de Disenso, p. 98).» (Nora Pavón, «Alberto Buela», en ensayistas.org)

2002 Alberto Buela, Metapolítica y filosofía, Ediciones Teoría, Buenos Aires 2002. Estudio preliminar por Monseñor Héctor Aguer.

2003 [entrevista con Alberto Buela] «Usted es quizás el principal precursor de la metapolítica, ¿cómo definiría a ésta? R. No sé si el principal pero al menos, junto a un grupo de amigos, el primero que en la ecúmene iberoamericana ha trabajado sobre esta disciplina múltiple. Nuestro antecedente es la revista de metapolítica Disenso editada regularmente durante el lustro 1994-1999. Esta tarea nuestra en tanto publicistas ha sido continuada en México, aunque desde una óptica política distinta, por la revista Metapolítica, que dirige el profesor César Cansino. Dado que nuestro cursus honorum académico ha sido tan irregular, tanto por los lugares donde hemos enseñado –desde la Patagonia, a los Andes y desde el Atlántico a la Puna– como por las materias desarrolladas –desde la lógica a la ética pasando por la antropología filosófica, la gnoseología, la metafísica, la política, la filosofía antigua y la filosofía de la historia– hemos, con los años, sumado un cúmulo de amigos de diferentes disciplinas con los que atacamos los mismos fenómenos. Ello nos llevó a la convicción que “uno piensa en soledad, pero no solo”. Piensa gracias a esa comunidad de compañeros que permiten la retroalimentación de lo pensado y así pude, con los años, reemplazar la “envidiosa y estéril comunidad académica” por una “comunidad de amigos”, la mayoría provenientes del mundo sindical, que me han permitido desarrollar en plenitud mi propia vocación filosófica. El hombre piensa en soledad pero no piensa solo, sino a partir de un entorno o situación dada. Y mis compañeros en tanto comunidad de amigos me han permitido a mi crear mi propia comunidad filosófica y es por ello que puedo pensar un poco distinto a lo que “se piensa y se dice” bajo la forma espuria de pensamiento único y políticamente correcto. El hábito de estudiar los fenómenos interdisciplinariamente nos llevó a pensar en la metapolítica como disciplina indispensable para nuestro tiempo. Habida cuenta, sobre todo, de la sucesión de imágenes truncas que nos ofrece la visión de una postmodernidad desencantada. La metapolítica en una primera aproximación significa la tarea de desmitificación de la cultura dominante cuya consecuencia natural es quitarle sustento al poder político, para finalmente reemplazarlo, pero para esto último, hay que hacer política. Y en esto nos diferenciamos de la nouvelle droite que pretende hacer metapolítica sin política. Como su nombre lo indica en griego thá methá politiká, lametapolítica es la disciplina que va más allá de la política, que la trasciende, en el sentido que busca su última razón de ser. Es una disciplina bifronte pues es filosófica y política a la vez. Es filosófica en tanto que estudia en sus últimas razones las megacategorías –homogenización, pensamiento único, hombre light, globalización, monoteísmo del mercado, &c.– que condicionan la acción política de los gobiernos de turno. Y es política, en cuanto busca con su saber crear las condiciones “para reemplazar a los gobernantes mantenedores de la presente conducción” según palabras de Max Scheler.» (Noticia Digital, España, 2 agosto 2003.)

Desde noviembre de 2010 se mantiene activo el dominio disenso.org (registrado por Alberto Eduardo Buela Lamas, Buenos Aires), que publica Disenso, revista hispanoamericana demetapolítica, filosofía, geopolítica e ideas disidentes:

«disenso es la revista hispanoamericana de metapolítica, filosofía, geopolítica e ideas disidentes que desde la Primavera de 1994, y con un receso de más de 10 años, concentra sus esfuerzos en la develación de las Grandes Categorías Políticas, en el rejuvenecimiento del debate contemporáneo y en la desmitificación de aquellos dogmas propuestos por el Pensamiento Único.»

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Anónimo -

Sr. Alberto Buela reciba mis sinceras felicitaciones por su aporte, me gustaría recibir mayor información sobre este tema. Saludos!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres