Blogia
LA VOZ NACIONALISTA

20 FAMILIAS JUDÍAS MONOPOLIZAN LAS EMPRESAS MÁS PODEROSAS DE ISRAEL Y CONCENTRAN TODA SU RIQUEZA.

Estas 20 familias tienen en total casi más dinero disponible que el propio gobierno de los Estados Unidos, En cifras, el gobierno de EE.UU. dispone al 31 de julio de 2011 de un total de 73.768 millones de dólares, mientras que estas 20 familias judías disponen de un capital que supera los 52 mil millones de dólares. Según afirmó el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Jacques Diouf, el hambre en el mundo se acabaría con destinar 44.000 millones de dólares.

Según sus propias palabras esa cifra es suficiente para “eliminar el hambre de la faz de la Tierra”. Una cantidad insignificante –añade– si se compara con los 1,3 billones de dólares que se gastaron en armamento solamente en 2007. Esta cifra representa apenas un 1% de lo aportado por los gobiernos a rescatar a los bancos corruptos en la actual crisis financiera.La desnutrición infantil en el mundo se terminaría si se destinaran 3.000 millones de euros a los 20 millones de niños que la padecen.

Esta cifra incluye un tratamiento nutricional completo para cada enfermo y la producción del alimento terapéutico necesario hasta su plena salud. Estas 20 familias judías controlan la Bolsa de valores y las principales compañías de Israel (y muchas de Estados Unidos y del resto del mundo), principalmente los periódicos, bancos y compañías de alta tecnología, a través de una amplia pirámide de compañías que invierten muy poco de su dinero propio.

 Las familias emplean a personas con parentesco o amigos cercanos para administrar estas compañías en Israel.  Business Data Israel (BDI), un grupo de análisis de datos ha investigado el fenómeno. Recoge la lista de las veinte familias dominantes en el Estado de Israel, las cuales son: los Ofer, Arison, Bronfman, Wertheimer, Kahn, Leviev, Lewin, Milchan, Tshuva, Machkevich, Saban, Steinmetz, Strauss, Richter, Federmann, Rothschild, Zabludowicz, Eliahu, Shwed y Dankner. Su renta total llegó al 77% del presupuesto nacional de 2006.

Estas veinte familias se embolsan los beneficios de las 500 empresas más grandes del país. Sus ingresos alcanzan los 198.000 millones de shekels (cerca de 50.000 millones de dólares anuales). Dominan más del 80% del mercado bancario y se embolsan el 70 % de sus beneficios. Además son las propietarias del 80% de la superficie del Estado de Israel. Veamos ahora porque se enriquecen con tanta facilidad.

 

 LOS DERECHOS LABORALES SON PISOTEADOS DIARIAMENTE

Durante los últimos 20 años, Israel ha permitido la importación de más de 300.000 trabajadores extranjeros en condiciones de semi-esclavitud.

Florecieron las empresas de personal y aparecieron contratistas a cientos, que explotan a los extranjeros con la anuencia del gobierno. En pleno siglo XXI, Israel es el centro de la explotación de trabajadores inmigrantes de países en desarrollo, una forma moderna de esclavitud que nadie cuestiona para que no le digan “antisemita”. Uno de los casos más notorios fue el llamado “Turcos por tanques” en 2002. Israel reacondicionó 200 tanques de guerra para Turquía, una transacción por valor de 687 millones de dólares que representó una de las mayores exportaciones de armas de este país. Como parte del acuerdo, 800 ciudadanos turcos recibieron permisos laborales para trabajar en Israel en el sector de la construcción.

 La agencia de empleos turca Yilmazlar fue la que participó en la contratación. Uno de esos inmigrantes, Shaheen Yelmaz, llegó a Israel en 2006 con la esperanza de ayudar a su padre a pagar sus deudas. Le habían prometido un buen empleo con un salario de 1.400 dólares por mes, una pequeña fortuna para los estándares de Turquía, donde el desempleo es alto. Su sueño se transformó en una pesadilla. Le quitaron su pasaporte y su teléfono móvil. Junto con otros compatriotas fue alojado en un sitio de condiciones lamentables. “No nos permitían salir por la noche, sólo podíamos hacerlo en nuestro día libre, y no nos pagaron durante tres meses“, relató Yelmaz.

La embajada turca no intervino, a causa del acuerdo para la modernización de los tanques. Los inmigrantes, en su mayoría con una pobre educación, fueron forzados a firmar documentos en blanco antes de dejar Turquía, asegurando de esa forma su completa dependencia respecto de Yilmazlar. “Nuestro empleador israelí nos dijo que si no estábamos conformes podíamos irnos, pero que la policía nos arrestaría como inmigrantes ilegales y nos deportaría“, dijo Yelmaz. Finalmente, Yelmaz fue deportado a Turquía, con una deuda de 15.000 dólares, y el contrato entre Israel y Yilmazlar fue renovado.

 

PALESTINOS, ESCLAVOS EN SU PROPIA TIERRA

En el parque tecnológico de Nitzanei Ha’ Shalom, cerca de la ciudad palestina de Tulkarem, en el norte de Cisjordania, las fábricas israelíes emplean aproximadamente unos 700 trabajadores palestinos para producir todo tipo de productos: cartón, plásticos y pesticidas. Muchos de sus trabajadores palestinos afirman que es mejor aceptar estos trabajos que estar sin nada.

 La mayoría trabajan más de ocho horas al día, seis días a la semana y por unos 11 shekels la hora (aproximadamente unos 2 euros), 7 shekels por debajo del salario mínimo israelí. Este salario les permite obtener lo justo para vivir y aún siendo conscientes de que su situación no es verdaderamente ideal, se consideran “afortunados” por tener estos empleos y poder mantener a sus familias.

Pero si indagamos un poco más, nos damos cuenta de que estos palestinos trabajan en condiciones inhumanas: la mayoría de las empresas son subcontratadas israelíes, muchas veces sin nombre y sin registro.

 Los palestinos trabajan apelotonados en pequeños locales, sin luz ni ventilación, sin trajes especiales de trabajo, sin descansos, sin aseos y sin la posibilidad de pedir la baja laboral por enfermedad. Sencillamente, esperan que las puertas de acero, una vez abiertas, les marquen el final del día.

Algunos se han quejado de las condiciones en las que trabajan a sus patrones pero en la mayoría de los casos, la respuesta llega en forma de amenazas y despidos. Los propios trabajadores son conscientes de que no son tratados como personas, de que no existen y sienten que reciben el mismo trato que los animales.

 En Barkan, la situación es parecida. Barkan es la zona industrial más grande de toda Cisjordania. Reúne 120 fábricas, empleando unos 5.000 palestinos que se encargan de producir plástico, acero, productos alimenticios y textiles. Pero este recinto industrial vio como disminuía el número de trabajadores palestinos “legales” o con permiso de trabajo después de la Segunda Intifada. Antes del año 2000, Israel llegaba a emplear unos 150.000 palestinos, sin contar todos los “irregulares”, mientras que ahora apenas llegan a ser unos 10.000.

El Muro del Apartheid o de la vergüenza, ha frenado la entrada de “irregulares” ya que la posibilidad de entrar ilegalmente a Israel es prácticamente imposible.

 En Jericó, ciudad palestina localizada cerca de la frontera con Jordania, no nos encontramos con una situación mejor: los recolectores de dátiles que trabajan para las colonias ilegales israelíes, son obligados a trabajar en verano más de diez horas diarias bajo temperaturas que pueden superar los 40 grados centígrados, sin aseos, con un salario muy por debajo del legal y en condiciones de inseguridad absolutas. Lo peor es que, la mayoría de trabajadores son menores que, debido a la precaria situación de sus familias, no tienen otra elección que dejar los estudios (si es que en algún momento los empezaron) y ponerse a trabajar.

Más del 60 % de la población total y el 46 % de la población nativa de Cisjordania vive bajo el umbral de la pobreza. La mitad de la población palestina son menores de edad y cada asalariado debe mantener aproximadamente unas diez personas.

Ante esta situación, muchos de los palestinos que se encuentran sin trabajo, en contra de su voluntad, deciden buscarse la vida e intentar ser empleados en las colonias ilegales israelíes en Cisjordania. Parece difícil creer que, en el año 2008, estos trabajadores vivan esta situación “colonial” en su propio territorio. Sin embargo, no deja de ser otro reflejo de la penosa realidad, bajo la ocupación militar israelí, en la que viven los palestinos.

 Aún así, encontrar trabajo en una empresa o colonia ilegal israelí no es para nada una tarea fácil. Primero se debe obtener un permiso por parte de los mandos militares (una tarjeta magnética) que da derecho a poder cruzar los checkpoints o puntos de control israelí; esta tarjeta se recibe una vez se han pasado los interrogatorios por parte de los servicios de inteligencia de Israel.

 Al mismo tiempo, el futuro trabajador debe solicitar un permiso de trabajo en la Oficina de Empleo israelí. Los costes de todo este proceso los cubre el empresario. Al igual que este permiso de trabajo es de “oro” para los palestinos también lo es para los empresarios, ya que los usan como medio de presión y acoso sobre sus empleados que nunca pueden ser probados porque carecen de contrato, seguro y tienen miedo de ser despedidos. Estas zonas industriales funcionan según el principio de “divide y vencerás”. Aquellos palestinos que tienen un “buen comportamiento” reciben un buen salario y son pagados diariamente, no a la semana; a cambio, trabajan como “informadores” para el patrón. 

 

ESCLAVAS SEXUALES

Por si esto no fuera poco, Israel continúa siendo el destino favorito para el tráfico de mujeres destinadas al comercio sexual. Hay más de 10.000 prostitutas en Israel en estado de esclavitud, alrededor de 1.000 de ellas son menores de edad. Son llevadas de la disuelta Unión Soviética y de otros países que estaban en su órbita por la mafia rusa entrelazada con la mafia israelí, ya que casi todos sus integrantes son de origen judío y manejan este vil negocio con la aprobación del gobierno israelí. Cada mujer vendida en Israel reporta a los traficantes entre 50.000 y 100.000 dólares.

Todos ganan con el tráfico de carne humana. Los taxistas que transportan a las prostitutas, los abogados que representan a los clientes, los dueños de inmuebles que los alquilan como burdeles, pagan impuesto a las ganancias y esos fondos terminan en las arcas del Estado. Se debe agregar los casos de corrupción de policías, que aceptan sobornos para permitir que esta actividad se desarrolle casi abiertamente por todo Israel.

Todo lo leído anteriormente nos permite vislumbrar porque las siguientes personas ¿personas? se han enriquecido a costa del trabajo esclavo de miles de personas durante décadas. Un sueldo medio en Israel ronda los 1.400 euros, pero por lo general, lo que se paga habitualmente es unos 776 al mes. Sin embargo, las estadísticas oficiales desvelan que al menos el 27% de la población cobra en realidad menos de ese mínimo. Si los salarios han subido un 1% desde 2004, los alquileres lo han hecho un 250%.

 

 LAS 20 FORTUNAS MÁS GRANDES DE ISRAEL SEGÚN LA REVISTA “FORBES” EN 2011 SON:

1) Sammy Ofer y familia. Se hizo famoso cuando en mayo de 2006 pagó 40 millones de dólares por el cuadro de Van Gogh, "Madame Ginoux". Los Ofer viven en Mónaco y Tel Aviv. Sammy había comprado su primer barco en 1950 que terminó siendo la Royal Caribbean Cruise Line. Murió en junio de 2011, tenía 89 años, había nacido en Rumania en 1922. Estaba casado y dejó 2 hijos. La fortuna familiar tras su muerte asciende a $10.300 millones de dólares. Considerado por muchos años el hombre más rico de Israel y el 79º más rico del mundo, sólo vivía para acumular riqueza y llegar a ser el primero del ranking. Eyal e Idan son sus hijos que siguen con las empresas de la familia, armamentos, cruceros por el Caribe, industrias químicas, refinerías de petróleo, bancos, etcétera.

 2) Benny Steinmetz tiene su cuartel general en Ginebra y vive en Netanya, Israel. Tiene 55 años, está casado y tiene  4 hijos. Su fortuna personal asciende a $6.000 millones de dólares. Comerciando diamantes hizo su fortuna, además posee minas de oro, plata y hierro por el mundo, particularmente en varios países de África. 

 3) Shari Arison, esta mujer israelí de 53 años tiene 4 hijos y controla el banco Hapoalim y la constructora Housing & Construction. Posee la compañía de cruceros Carnival Cruise y vive en Tel Aviv. En junio el esposo de Arison, Ofer Glazer, entró en prisión, donde permaneció 6 meses por abuso sexual a dos mujeres. La fortuna de Arison asciende a $5.100 millones de dólares.

4) Arnon Milchan posee canales de televisión y la empresa New Regency Productions, una compañía productora de películas, entre otras: Pretty Woman (Mujer bonita), The War of the Roses (La Guerra de los Roses), Fight Club (El Club de la pelea), Mr. and Mrs. Smith. Él vive en Tel Aviv, tiene 66 años, está casado y tiene 4 hijos. Tiene inversiones en la agricultura, industria aeroespacial, plásticos, fibra óptica y productos farmacéuticos. Su fortuna personal declarada es de $4.100 millones de dólares.

 5) Stef Wertheimer, nacido en 1926 en Alemania en una familia judía, vive en Tefen, Israel. Tiene 85 años y 4 hijos. Hizo la fortuna fabricando herramientas. Se calcula que posee una fortuna de $4.000 millones de dólares. Su hijo Eitan actualmente dirige el imperio.

 6) Alexander Machkevitch hizo su fortuna en inversiones mineras en varios países de África y en Brasil. Vive en Almaty, Kazajstán y en Tel Aviv. Tiene 57 años, está casado y tiene dos hijos. Su fortuna personal es de $3.700 millones de dólares.

 7) Yitzhak Tshuva hizo su fortuna operando 232 estaciones de gas en Israel. Vive en Netanya, Israel. Tiene 63 años, está casado y tiene 5 hijos. Su fortuna asciende a $2.600 millones de dólares.

 8) David Azrieli, posee $2.500 millones de dólares. Es un nuevo rico llegado de Canadá, y que supuestamente se enriqueció abriendo cadenas de shoppings en Israel. Azrieli construye casas y centros comerciales.

 9) Gil Shwed, tiene $2.000 millones de dólares. Es otro nuevo rico de 44 años. Vive en Tel Aviv y se enriqueció con la industria del software. Su compañía es Check point Software Technologies Ltd. 

10) Lev Leviev es otro nuevo rico. Hizo su fortuna comerciando con diamantes en todo el mundo. Tiene minas en Angola y Alaska. Vive en Londres y en Tel Aviv. Tiene 55 años, está casado y tiene 9 hijos. Su fortuna personal es de $1.650 millones de dólares.

11) Shaul Shani tiene $1.600 millones de dólares. Shani tiene una gran compañía de telecomunicaciones en Brasil, GVT, valuada en $4.200 millones de dólares.

 12) Teddy Sagi es fundador de compañías de juegos electrónicos, de comercio y pago electrónico. Tiene 39 años y posee $1.500 millones de dólares.

13) Michael Federmann, tiene 67 años y 3 hijos. Se enriqueció con la fabricación de armamentos y la industria hotelera. Su fortuna persona es de $1.400 millones de dólares.

14) Michael Strauss, tiene 77 años y su fortuna asciende a $1,100 millones de dólares. Tiene 3 hijos. Se enriqueció con la industria de los alimentos, lácteos, café y agua mineral.

 15) Shlomo Eliahu, tiene 75 años y 4 hijos. Se enriqueció con negocios bancarios, seguros y la industria de la construcción. Declara tener $ 1,100 millones de dólares. 16) Morris Kahn hizo su fortuna con el negocio del software y del agua mineral. Vive en Beit Yanay, Israel. Está casado y tiene 81 años. Su fortuna es de $1.000 millones de dólares.

17) Marius Nacht, declara 1.000 millones de dólares. Su edad es de 45 años, tiene esposa y un hijo. Vive en Tel Aviv y se enriqueció con el negocio de la ciberseguridad.

18) Nochi Dankner, tiene 56 años y declara en marzo de 2011 tener $1.000 millones de dólares. Sus negocios son diversos, bienes raíces inversiones bancarias, etcétera.

19) Marc Rich, nacido en 1934 en una familia judía en Bélgica. Tiene ciudadanía norteamericana, española e israelí. En 1983 se descubrió que evadía impuestos en los Estados Unidos y se escapó del país, siendo buscado por Interpol.

El 20 de enero de 2001 recibió el perdón presidencial de Bill Clinton por decreto, horas antes de abandonar su despacho, previa donación de varios millones de dólares al partido Demócrata.

Su fortuna declarada asciende a $ 1.000 millones de dólares. 

20) Arkady Gaydamak de 59 años. Nació en Ucrania en 1952. Tiene $ 950 millones de dólares. Posee ciudadanía israelí, francesa, canadiense y angoleña. Por intermedio de su hijo Sacha Gaidamak, que es el propietario del club de fútbol inglés Portsmouth F.C., y así mismo es el dueño del C.F. Beitar Jerusalén y el club de baloncesto Hapoel Jerusalén. Posee estaciones de radio en Israel y en Rusia, además de múltiples negocios.

En el año 2000 huyó de Francia hacia Israel cuando lo acusaron de evasión de impuestos y blanqueo de dinero. Quiso ser alcalde de Israel en 2008 pero perdió.

En octubre de 2009 Gaydamak fue condenado en ausencia por la corte de justicia francesa a 6 años de prisión y al pago de 5 millones de euros por tráfico ilegal de armas que le vendió al gobierno de Angola en los años 90`, ya que Gaydamak fue uno de las 42 personas implicadas en el caso, popularmente conocido como “Angolagate”. Vive en Israel.

Hasta en Arabia Saudita, la empresa familiar más grande del mundo, el control empresarial de 70 príncipes gobernantes, es menos concentrado que en Israel.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Ricardo -

Los judíos no tienen escrúpulos para hacer negocios son detestables, asesinaron a Cristo de una manera vil manipulando al procurador romano, hoy controlan el mundo, EEUU la primera potencia les pertenece, destruyeron a la juventud norteamericana en los 60 cuando los jóvenes despertaban al darse cuenta de su poder comercial, los destruyeron con las drogas del LSD y los convirtieron en Hipees la juventud Norteamérica jamás volvió a ser la misma hoy son unos embrutecidos alienados. Ojo con ellos.

Charlie -

los arabes,no esclavizan,matan directamente porque no cuentan ,cuanto ganan con el petroleo,con que plata compran armas,los judios son culpables de tener el 29% de los premios novel. Y de los judios Sabin y Salk de no permitir a los niños tener paralisis infantil ,la ignorancia,unida a la brutalidad son bestiales

Alberto Salazar Hoffman -

Claro! Cualquier judío puede amasar fortunas sirviendo al señor de las riquezas, el que te ordena quebrantar el shabat tuyo y de tus empleados para servirle. A poco alguien cree que van a cesar las labores para respetar el sábado? Eso jamás, por lo menos no como lo indica la Torah; "Tú, tu siervo y tu bestia."

lucia -

claro esta que son los duenos invisibles del mundo que su suciedad tiene al mundo como esta pork los bancos son los grandes ladrones y estan controlados por estos imundos. despertemos y veamos que seguro que hastacon la biblia nos han manipulado, pasa que los judios siempre le estan chupando la sangre al mundo, nocomo los arabes que sus riquezases propia, y que decir de la matanza que periodicamente hacen con el pueblo palestino, ayudados por EEUU, k ahora dice estar muy preocupado, falsos tienen al mundo manipulado, todo el que se defiende es terrorista, pero ellos si pueden sembrar el terror, desgraciados, nosotros el mundo tenemos que acabar con la economia de estos desgraciados hay que darles duro, viboras.

Joe -

esto es una terrible verdad, cifras mas o cifras menos, solo así se explica la impunidad y la protección que tienen de los gringos los sionistas

Tu padre -

Este articulo parece mas una propaganda àrabe islamista que otra cosa . Yo no dudo que existan injusticias en Israel como existen en America Latina. China o x pais. Pero que me dicen de los mismos àrabes musulmanes que esclavizan a otros àrabes musulmanes? A lo mejor ahi si esta bien.

eddy1996 -

Me parece injusto que siempre se critiquen a los judios de todo... sobre todo cuando no hay cifras concretas, y al menos ya que se habla tan mal de ellos, al menos haganlo de una manera mas verosimil

Mediocrity -

muy Muy mal

NN -

la pagina no tiene las cifras exactas de los millonario parec q las borraron

Suprafock -

Interesante articulo, hay que tener confiables fue tes para llegar a esto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres