Blogia
LA VOZ NACIONALISTA

COMUNISMO Y NACIONALSOCIALISMO (l)

UNA IDENTIFICACIÓN DISEÑADA POR LA DERECHA


Desde hace ya un tiempo se han ido publicando una serie de textos con la idea de identificar Comunismo=Nazis, con una doble motivación:

· Los intelectuales del Sistema para eliminar propagandísticamente los restos comunistas radicales que aun quedan vivos y culminar su mejor triunfo: la integración de los comunistas en el Sistema de Mercado.

· Y los pensadores de la derecha de todos los colores, desde la reaccionaria a la alternativa, para acusar a los excomunistas ahora pasados a socialdemócratas de su pasado stalinista, y de paso librarse de las acusaciones de ser ellos ‘fascistas’.

La salida del ‘Libro Negro del Comunismo’ en 1998 ha sido el detonante para lanzarse a esa campaña de identificación todas las fuerzas reaccionarias anticomunistas. Era evidente que si cargaban contra el comunismo sin más, recibirían el mismo trato que siempre han tenido los esfuerzos de mostrar los crímenes del comunismo: ser acusados de fascistas.

Desgraciadamente para el comunismo, el poder sionista decidió hace años que la bestia comunista ya no les servía ,sino que molestaba, habían encontrado en el Mercado un arma mucho más sofisticada y útil para su dominio mundial.

Así encontramos a un posible miembro del Mossad como César Vidal entre los editores del Libro Negro del Comunismo. Y la crema y nata del intelectualismo sionista se ha metido a renegar del mismo comunismo que apoyaban hace 20 años. Todos lo hacen con suavidad, desde luego sin la caza de brujas organizada contra los fascistas.

Por ello el comunismo dejó de estar de moda, pero, siempre condescendientes con sus aliados, se decidió dejar tranquilos a todos los que habían sido comunistas, incluso si habían colaborado directamente en sus crímenes. Simplemente se trataría de ser ’anticomunista’ en abstracto, sin nombres ni acusaciones concretas, sin Nurembergs ni recriminaciones especiales. Un error del pasado, simplemente.

En estas circunstancias el anticomunismo recalcitrante de los reaccionarios encontró la fórmula para denunciar el comunismo sin ser acusados de fascistas: Fascismo=Comunismo.

De la misma forma que el comunismo ha sido fagocitado por el Sistema, una parte de la alternativa de Derechas ha perdido su voluntad de destruir el Sistema, y trata simplemente de presentar ideas e influencias intelectuales suavizadas y sin que se enfrenten directamente a la Bestia. Eso les facilita vivir tranquilos y sin sobresaltos, y a la vez creerse intelectuales y rebeldes de pacotilla.

Vamos a analizar dos temas: la patraña de esa identificación, y los cobardes que se ocultan tras ella.

 



EL COMUNISMO Y EL SIGNO DE LOS TIEMPOS



Sin duda la mayoría absoluta de textos que he leído de los anticomunistas del Sistema coinciden en algo: El comunismo fue una degeneración de los ideales humanistas y progresistas del marxismo. O sea: el comunismo fue ‘malo’ PESE a estar basado en ideas ‘buenas’.

Mientras que el NS es intrínsicamente ‘malo’, desde la base.

El historiador Gabriel Jackson en ‘El País’ 11-6-98 escribía que muchos comunistas y simpatizantes occidentales admiraban al comunismo por sus actividades positivas de lucha anticolonialista (matanzas en toda Africa con el fin de dominarla), oposición a los regímenes militares (para instaurar otros aun peores), y otras actividades ‘progresistas’, como apoyo a maricones, drogatas y demás progresistas, lo que les llevaba a justificar en parte los hechos negativos.

La Presidenta de Honor de la Liga de Derechos Humanos, Magdeleine Rebenoux decía “La URSS nunca organizó exclusión de grupos humanos de la ley común” (lo que además es falso), demostrando que incluso entre los más ’humanistas’ el comunismo era ‘”algo malo pero por error, no por sí mismo”.

Jean Reck decía “El humanismo es la base del comunismo, y en el NS es lo contrario”.

En fin, podríamos dar docenas de ejemplos de cómo el anticomunismo del Sistema ve claramente que una cosa es el error a donde llevó el comunismo y otra es que su ‘origen’ y su ‘sentido de la historia’ era progresista, era ‘bueno’.

Y tienen razón al decir que el comunismo sale de las mismas ideas ‘progresistas’ que sustentan el Sistema. El marxismo apoya radicalmente las ideas básicas de la democracia(casi todos los regímenes comunistas se titulaban ‘democráticos’), el progresismo materialista, la igualdad, el internacionalismo mundialista, la negación de todo valor espiritual, el apoyo al arte decadente (casi todos los artistas de esa basura han sido marxistas y la mayoría comunistas), fin la esencia del comunismo es un paso adelante en el sentido de la Historia marcado por la decadencia ética y estética del hombre, eso que llamamos ‘progresismo’.

La conversión del materialismo en la esencia del hombre, la eliminación de la diferencia, la calidad sobre la cantidad. En Signo de los Tiempos es precisamente ese triunfo de la Cantidad, que tiene en la democracia y el igualitarismo comunista su reflejo actual.

El fin del comunismo era la sociedad de iguales en un mundo económico feliz,... que es el mismo ideal de la democracia capitalista, con la única diferencia que es Capitalismo progresista acepta toda la igualdad excepto en el dinero. La aceptación por parte del comunismo de esa salvaguarda, la de mantener la diferencia sólo en el Mercado económico, pero forzarla en todos los demás a aspectos (igualdad por lo bajo es lo racial, moral, artístico, cultural, nacional) ha sido suficiente para lograr su integración en el Sistema.

El comunismo era una táctica distinta para seguir el mismo signo de los tiempos.

Por ello lucho junto a los capitalistas en 1939, por eso se ha fundido en el Sistema sin problemas, por eso siempre ha sido tratado muy diferentemente que los demás por la prensa y la intelectualidad de la democracia capitalista, por eso una gran parte de los fundadores comunistas era judíos y progresistas en el sentido sexual, artístico y ético.

El comunismo sufrió un trauma con Stalin, quien realmente rompió esa línea de los tiempos, y efectuó una nacionalización comunista que confundió totalmente al Partido, significó el asesinato de la crema y nata de la intelectualidad progresista comunista, y desconcertó totalmente al Sistema, al mantener una parte ‘comunista’ y otra ‘imperialista’, provocando una dicotomía entre ‘ideas’ y ‘praxis’.

Pero fue algo puntual. Tras su muerte el comunismo volvió al sentido marxista de la historia y languideció ya sin remedio en su convergencia al Sistema. Cuando Kruchef indicó que su objetivo era lograr el nivel de vida americano, había mostrado que el ideal era el mismo, el hombre del mercado y consumo. Ya no había más visión que el materialismo democrático.

Creo que la mejor prueba de la convergencia ideológica y cosmovisional de comunistas y demócratas(o sea capitalistas) está en ver al comunismo actual comer de la mano del Mercado, agradecido y convertido en guardia de la porra de los principios demoliberales: igualdad racial, libertad sexual, eliminación de reglas éticas, mezcla mundialista, apoyo a la inmigración, liberalidad ante los delincuentes y los drogatas, ocio del placer, arte masivo y sin calidad... los comunistas y la extrema izquierda están siendo financiados por fundaciones y gobiernos del sistema para apoyar todo este camino claramente en consonancia con los principios del Mercado, con el Signo de los Tiempos.

Como decía Jean F Revel: “El monstruo comunista está muerto como fenómeno político, pero está bien vivo como factor cultural dentro de la sociedad progresista”.

Por ejemplo, Maximo d’Alema, actual jefe gobierno en Italia y ex comunista declaro en La vanguardia 3 –7-98

“El movimiento comunista fue concebido en sus orígenes como un proyecto de liberación humana, pero en todos los países donde conquistó el poder se transformó rápidamente en una fuerza opresora que cometió delitos enormes”.

“una izquierda moderna debe estar dispuesta a admitir incluso que existan menos garantías para los beneficiarios del modelo de Asistencia social actual, a cambio de dar tutela y oportunidades a los más débiles, los jóvenes, las mujeres los enfermos y los más desventajados”

Ya vemos, el comunismo convertido en una parte de Mercado, apoyando la eliminación de las leyes sociales (que en Italia promulgó Mussolini!!) para aceptar por lo menos limosnas a los mas desvalidos... eso es el comunismo ahora, una parte del Mercado que recoge las limosnas del Sistema.

 

 

EL NACIONALSOCIALISMO:

ULTIMO INTENTO CONTRA EL SIGNO DE LOS TIEMPOS


Lo gigantesco del Nacional Socialismo no es su historia o hechos, ni siquiera sus mártires y héroes, lo que ya es mucho, lo gigantesco es que representa un combate contra el Signo de los Tiempos. Es un intento de restaurar la Calidad y la Diferencia frente al camino descendente secular.

El mundo sufre en lento, pero aparentemente imparable, camino descendente en lo espiritual, que se compagina con un aumento de lo material. Somos más, con más ’cosas’, más mezclados, más imperfectos como personas pero más posesivos en materias. Vamos perdiendo calidad a cambio de cantidad. Es un proceso que no sólo afecta a los hombres, la Naturaleza entera sufre una degradación de calidad, de variedad, de identidad, a cambio de masificarse, ser accesible, caminos y edificios, basura y asfalto, comodidad a cambio de calidad.

Este proceso no es lineal ni irreversible ni fatal, no hay ley que lo marque sino la propia ley del egoísmo humano, la fatalidad con que el hombre es tentado por la cantidad y los deseos materiales frente al menguante poder de las élites de calidad humana, sustituidas por el detritus de los adoradores del dinero.

De vez en cuando, como llamas en una noche negra, aparecen momentos estelares de la Humanidad, momentos en que se lucha contra la cantidad. Es la lucha contra el Enemigo del Mundo, contra el Signo de los Tiempos.

Es el romanticismo contra el colonialismo y capitalismo naciente, es Hitler contra la democracia del número, son intentos heroicos y grandiosos de lucha contra el egoísmo de las masas y la tentación constante provocada por los que sólo desean dinero y cantidad.

Los ‘Tradicionalistas’ tienen una visión similar pero con dos aspectos que nos diferencian: Nosotros los Nacionalsocialistas no creemos en una visión predestinada y cíclica de la vida, entre otras cosas porque no se puede demostrar ni asegurar. Y nosotros los NS deseamos la elevación del pueblo, el socialismo popular jerárquico, a cada cual según su valía humana, no según lo que tenga, ni todos iguales. Por ello buscamos ‘la modernidad técnica’ como ARMA para conseguir calidad junto a medios materiales. O sea poner lo material al servicio de lo humano y la calidad. No creemos en el retorno a las cavernas ni en los ‘diablos’ materiales, las ‘cosas’ no son malas ni buenas, sino que son medios en manos de ‘malos’ o ‘buenos’.

Esta lucha contra la cantidad y el placer material en favor del Arte, la Naturaleza y la Calidad es lo que concede al Nacional Socialismo un carácter intemporal, de lucha fuera del Tiempo, pues mientras haya un hombre que combata al dinero, a la igualdad y la mediocridad, al poseer y el mero placer, y lo haga por el Pueblo, por el amor a la diferencia y la calidad, allí habrá N.S.

Los textos de la derecha tratan de presentar al Nacional Socialismo como un producto de la mentalidad moderna, de la revolución francesa e incluso del liberalismo. Para ello parten de la mentalidad ‘tradicional’ que carece de Socialismo y amor al Pueblo. Y del éxito del NS en lograr no solo una gigantesca revolución del alma sino también en dar un nivel de vida adecuado. Eso no lo perdonan esos reaccionarios del egoísmo del YO, que no pueden presentar nada real en su haber, de forma que se a cambio tratan de denostar todo como ‘moderno’, y recluirse en un pesimismo irreversible de élites egoístas que no sienten nada por el dolor del mundo.


Y de la misma forma que el apoyo del Sistema al comunismo y la asimetría de las condenas contra el comunismo stalinista, nos muestran el origen común, el odio satánico del Sistema a cualquier mínimo atisbo de NS nos muestra nuestro carácter de revulsivo contra el signo de los tiempos. Por otra parte NINGUN nacionalsocialista ha aceptado comer con el Sistema, jamás, nunca ha pretendido aceptar el Sistema, ni reformarlo. Algunos NS aceptan y otros no la vía legal, como hizo Hitler, pero todos tienen la clara intención de destruir el Sistema hasta la raíz. Por eso las cárceles actuales están llenas de NS y no de extremistas de izquierda.... ni de ‘tradicionalistas’, de esa derecha que nos identifica con el comunismo, que no se atreve a salir a la calle, sino que se queda en debates intelectuales de salón, y desde luego soslayando los temas peligrosos.

Los que cuando no era peligroso se atrevían a hablar de biología o raza, de sionismo o revisionismo, de arte NS e intelectuales NS, ahora callan y tratan de ‘cambiar de rumbo’, se declaran antiracistas y se refugian en filosofía para cuartos oscuros, sin sangre ni valor, discursos de horchata en vez de fuego.

FUENTE: "Bajo la Tiranía"

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

nike shox o'nine -

Comparison, more than reality, makes men happy or wretched.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres