Blogia
LA VOZ NACIONALISTA

¿QUIEN ESTA DETRAS DE BERLUSCONI?

Silvio Berlusconi ha sido la gran sorpresa en las reiteradas elecciones que determinaron el futuro de Italia. En pocas semanas este personaje se ha convertido en el hombre fuerte del país mediterráneo. Y, evidentemente, su trayectoria revela el papel clave que juegan los poderes ocultos en el de la política. ¿Es Berlusconi tan sólo un empresario emprendedor? ¿Es Berlusconi tan sólo un empresario emprendedor? ¿Qué fuerzas se hallan tras su fulminante ascenso en la economía y la política? Y, sobre todo, ¿es Berlusconi el hombre de paja de la masonería italiana?

El régimen parlamentario italiano ha sido el primero en caer de entre los instituidos en Europa tras la Segunda Guerra Mundial, después de la era de BENITO MUSSOLINI, el DUCE de Italia.

Una revolución protagonizada por los jueces, el proceso MANOS LIMPIAS, ha eliminado a gran parte de la clase política italiana y a partidos con al menos cincuenta años de historia. Las elecciones en las que ha triunfado sucesivamente BERLUSCONI, junto con los neofascistas de Alianza Nacional y la Liga Norte, FORZA ITALIA se presentan como la puerta a un nuevo y regenerado sistema político. Sin embargo, los partidos políticos y personalidades que han estado presentes en la campaña electoral no nacieron ayer; de hecho, son la nueva forma de antiguas fuerzas y poderes que remontan sus orígenes a cientos de años atrás.
Hay muchas razones para sospechar que los poderes ocultos, estables durante siglos, están detrás de las nuevas máscaras que sustituyen a las anteriores: es la pura materialización del conocido lema de Lampedusa, que tan define la esencia de la política italiana, y acaso, de la política en general: “es necesario que todo cambie para que todo siga igual”.
La forma en que las élites mantienen su poder está más relacionada con la política real que con las formalidades democráticas, es decir, con el tráfico de influencia entre poderosos y las actividades de las organizaciones que durante siglos se han movido audazmente alrededor de los centros de poder, organizaciones como la Iglesia Católica, las sociedades de propietarios y financieros y la masonería.

En consecuencia, la parte pública de la vida italiana sirve sólo para interpretar el verdadero enfrentamiento que se esconde tras las bambalinas. Incluso entre los mismos políticos es normal referirse a las “fuerzas misteriosas”, como la causa de los acontecimientos que sacuden la vida política y que llegan a la primera página de los periódicos.


MENSAJES CODIFICADOS EN FORMA DE ASESINATOS

De pronto se produce un atentado en un lugar con fuerte significado simbólico y alguien es asesinado sin causa aparente, siguiendo lo que parece un ritual: en realidad, son mensajes dirigidos por quienes detentan poder real hacia los que figuran en el escenario político, y son también mensajes codificados entre bandos en lucha.
La masonería es un organización que hoy declara perseguir los ideales “humanitarios” de la igualdad, la justicia, y la fraternidad, los mismos principios de la Revolución Francesa, además, de trabajar por el progreso y la evolución del espíritu humano y la humanidad en general. Los masones remontan sus orígenes míticos hasta los constructores de pirámides en Egipto, aunque su aparición en la historia data del siglo XVII, cuando los constructores de catedrales se reunían en talleres y crearon una simbología propia con el fin de guardar los secretos y claves simbólicas de su gremio.
Para ser masón es necesario creer en Dios como concepto abstracto y ahistórico, ya que los masones opinan que todas las religiones poseen una verdad relativa. Pero la masonería es, además, una organización iniciática en posesión de un secreto trasmitido en posesión de un secreto trasmitido gradualmente al discípulo al discípulo a medida que avanza grados jerárquicos. 

Algunos masones dicen hoy que su secreto es que no hay secreto, pero no faltan investigadores que relacionan a éste con la transmisión de los dogmas gnósticos maniqueos y las creencias paganas.
Masones fueron los reyes de Inglaterra, filósofos que dotaron de contenido los ideales revolucionarios del siglo XVIII, como VOLTAIRE y DIDEROT, así como los padres “fundadores” de Estados Unidos. En la historia contemporánea los masones también están detrás del proyecto de Unión Europea y de muchas de las organizaciones de carácter internacional mundialista.
En Italia, la masonería tiene alrededor de cuarenta mil miembros, por lo sería ingenua pensar que todos poseen idénticos objetivos. Por el contrario, no faltan entre ellos las luchas intestinas; unos defienden la tradición masónica francesa, muy interesada en los asuntos políticos, de tendencia progresista e influenciada por el laicismo; otros siguen la línea anglosajona, acusada de defender los intereses del establishment británico (según han manifestado ex directores de los servicios secretos británicos, par formar parte de ellos era prácticamente una exigencia el ser masón).
Durante las décadas de los años sesenta y setenta los masones italianos se dividieron entre defensores de las nacionalizaciones y de la socialización y, por otro lado, los impulsores de un liberalismo sin cortapisas. Era una lucha que tenía por escenario los palacios y salones más selectos de Italia. Se trata, por supuesto, de una interpretación de los hechos, pero algunos autores sostienen teorías más complicadas, en virtud de las cuales ambos extremos ideológicos tienen un punto de unión. Fascismo y comunismo serían las dos caras de una voluntad: la de promover un cambio radical en el ser humano y la sociedad.



BERLUSCONI y CIAMPI, MASONES.

La presencia de los masones en las más altas esferas de la política italiana es secular. Desde los unificadores de la nación italiana en el siglo XIX, GARIBALDI y MAZZINI, hasta los actuales candidatos al cargo de primer ministro, el candidato de la “derecha” BERLUSCONI, perteneció a la siniestra logia secreta Propaganda Masónica (P2), mientras que el candidato del centro y la izquierda, el ex primer ministro CARLO AZEGLIO CIAMPI, es también masón, según las informaciones de la revista Familia Cristiana. Y FRANCESCO COSSIGA, antecesor del actual presidente de la Republica, pertenece a una familia de tradición masónica.
Una investigación judicial sacó a la luz las actividades ilegales de la Logia P2 en 1981. Los italianos asistieron estupefactos a las revelaciones: el Maestro Venerable de la Logia, LICIO GELLI, había conseguido reunir en la P2 al presidente de una sección de la Corte Suprema, CARMELO SPAGNULO, al jefe del Consejo Suprema de Magistrados, UGO ZILLETTI y a los banqueros íntimamente relacionados con el Vaticano, MICHELLLE SINDONA y R0BERTO CALVI (ambos se cuidaron misteriosamente), además de a generales y coroneles de los servicios secretos militares y cientos de políticos y hombres de negocios.

Todos se conjuraron para conspirar contra la política de los diputados elegidos en las urnas, bajo planes denominados como El momento de pasar a la acción, o de Renacimiento Democrático. Su fin último era controlar todas las decisiones en su provecho, vulnerando la soberanía popular, para diseñar un modelo económico ultraliberal y una república presidencialista de tono autoritario.

La Logia P2 se vio envuelta, además, en operaciones de evasión de cientos millones de dólares, que iban a parar a cuentas secretas en Suiza, y estuvo relacionada con las tramas del terrorismo de extrema derecha y de extrema izquierda que provocaron la llamada estrategia de la tensión en su lucha soterrada contra el avance de la ideología izquierdista gramsciana.
Pero la logia Propaganda Dos no fue una creación de GELLI. Sus orígenes se remontan hasta los inicios del siglo XIX, cuando se fundó la sociedad secreta de los CARBONARI, que reunía a masones, mafiosos y militares de las creencias más extremas. Los Carbonari nacieron para oponerse al gobierno de NAPOLEÓN BONAPARTE y se extendieron por España –donde influyeron en la redacción de la Constitución de Cádiz-, Grecia, Francia y Rusia. Lo más peculiar de los Carbonari era su ceremonia de iniciación, durante la cual se amenazaba a cualquier miembro que revelase los secretos de la sociedad con una muerte violenta, cosa que estaba garantizaba por la presencia de mafiosos.

En su vida más cercana, la P2 se convirtió en la logia de los masones más influyente y preocupados por los rumbos que tomaba la política italiana tras la Segunda Guerra Mundial. Este grupo de masones elegidos actuaba unido en defensa de una causa con nombre y apellido: El momento de pasar a la acción, cuya finalidad era acabar con el régimen político italiano, basado en dos fuerzas principales: los democratacristianos (DC) y los comunistas (PC) de TOGLIATI-GRAMSCI. GELLI consideraba que ambos poderes constituían una amenaza para la verdadera libertad y calificó al conjunto de las dos fuerzas como un único polo político, el llamado “clerical-comunista”. El Maestro Venerable veía como un obstáculo el entremado de empresas públicas, políticos democristianos, comunistas y sindicatos.
Su conspiración estaba organizada en dos fases, según datos recopilados por LUIGI DI FONZO en su libro Michelle Sindona, el banquero de San Pedro. La primera consistía en recabar el apoyo de la clase militar; la segunda fase se dividía en tres partes: uno, evadir liras de Italia y convertirlas en una divisa más estable, como dólares o francos suizos; dos, volver a invertir el capital dentro de Italia dentro de Italia para controlar importantes industriales; y tres, sacar los beneficios de Italia para romper la balanza de pagos y paralizar la economía de la nación.

Además de toda esta trama económica, se planeaba una serie de acciones que contribuyeron a la desestabilización, como el apoyo, financiación y dirección de grupos terroristas de extrema derecha. El último paso consistiría en una campaña de propaganda para el pueblo aceptara una república presidencialista, con fuertes tonos dictatoriales, como remedio a la profunda crisis. Propaganda Dos elaboró, además, un preciso programa político que llegó a conocimiento público gracias a la investigación judicial, denominado Plan de Renacimiento Democrático.


LA P2 Y LOS NUEVOS PARTIDOS POLÍTICOS



En este plan se dibujaba la creación de dos nuevos partidos, uno a partir de los demócratas escindidos del partido neofascista Movimiento Social Italiano (MSI) y otro amplio grupo que recogería miembros de los partidos liberales y de la DC, y que sería financiado con dinero recaudado por los miembros de la logia.

El plan de la P2 no fue nunca asumir el poder directo ante la opinión pública, sino reunir a las personas con poder decisorio que pudieran controlar la política del ejecutivo. Un análisis del plan de la P2 revela que su objetivo era dirigir la vida política para que ésta sirviera a unos intereses particulares que serían el auténtico y genuino poder, hurtando a los políticos su papel de representantes de la soberanía popular. Así, el pueblo ya no podría decidir qué camino desea seguir. Veinte años después en las reuniones secretas de la P2 vieran la luz esas ideas, hemos visto como en las recientes elecciones concurrió el llamado Polo de la Libertad, que agrupó a un nuevo partido p club (¿o algo más que un club?) encabezado por el carismático BERLUSCONI y su Forza Italia, a los que añadieron ex democristianos (CDC) y el MSI aunque con otro nombre, Alianza Nacional, que ahora se autocalifica como postfascista.

¿No estamos ante la materialización de aquel viejo plan, si bien adaptado a las modernas circunstancias? Recordemos que en el Plan de Renacimiento Democrática se preveía también dirigir una reforma judicial. ¿No es, en todo caso, curioso que BERLUSCONI, que se presenta como u nuevo modelo de político frente a los defenestrados, también pida hoy mismo, cuando ha sido el peculiar funcionamiento de la magistratura en Italia el que ha permitido desenmascarar a los corruptos? Y es que el programa político de Forza Italia prevé desmontar las bases del sistema judicial separando la carrera fiscal de la de juez, poniendo fin a la obligatoriedad de la acción penal y subordinando la fiscalía al poder ejecutivo, según el filósofo PAOLO FLORES  
D´ARCAIS

 
En algunos medios de comunicación italianos ya se ha denunciado la táctica berlusconiana como una estratagema para evitar que, en el futuro, los jueces puedan emprender contra su movimiento político un nuevo proceso de Manos Limpias.


BERLUSCONI Y LA LOGIA P2

A pesar de todas las evidencias, El Cavalieri, como es apodado en Italia BERLUSCONI, no ha reconocido más que a duras penas la realidad, afirmando que sí se hizo miembro de la P2 pero sólo por congraciarse con un amigo, sin que nunca, según él, asistiera a las reuniones (tenidas) SI SE VIERA favorecido por sus maquinaciones.
En un principio, BERLUSCONI aseguró que se afilió el mismo año en que la logia fue descubierta, en 1981, pero la magistratura de Verona lo condenó por falso testimonio, ya que él mismo había declarado antes que se había iniciado en 1978, y además figuraba desde ese año en las listas de GELLI. Tampoco puede negar que sí hizo amigos, ya que el redactor del programa económico de Forza Italia y ministro de Economía in rectore ANTONIO DE MARTINO, también fue miembro de la P2. Por si esto fuera poco, BERLUSCONI debutó como columnista en el diario Corriere Della Sera cuando estaba controlado por la logia secreta, y colaboró en negocios de construcción con FLAVIO CARBONI, personaje ligado a GELLI y que fue investigado por la muerte de ROBERTO CALVI.
A los ojos de muchos parece claro que BERLUSCONI oculta más de lo que nuestra, pero quizá no consiga mantenerse lejos de los palacios de justicia mucho tiempo. De hecho, cuatro días antes de las elecciones, un juzgado de Calabria, que investiga desde hace meses presuntas relaciones de la masonería no oficial con las mafias, ordenó el registro de la sede romana de Forza Italia y el requisamiento de las listas de candidatos en busca de conexiones. Además, también ha venido a sumarse al dossier BERLUSCONI la declaración del presidente de la Comisión Parlamentaria Anti-mafia, LUCIANO VIOLANTE, quien reveló que jueces de Catania estaban investigando al nuevo líder italiano por presuntos delitos de tráfico y drogas. Semejante indiscreción en plena campaña electoral le costó el cargo.


¿QUIÉN HA FINANCIADO A BERLUSCONI?

Para los biógrafos del presidente del club Milán es un verdadero misterio de dónde sacó el dinero con el que este hombre inició sus grandiosos proyectos de construcción de barrios enteros, poco después de terminar la carrera de Derecho. Sólo señalan que obtuvo, gracias a su poder de seducción, la confianza de banqueros suizos…
Existe la sospecha de que BERLUSCONI no sea más una que un brillante instrumento de personas u organizaciones más discretas. Además de permanecer durante mucho tiempo en la sombra sus primeras fuentes de financiación, los titulares de su propio imperio económico (emisoras de televisión, diarios, editoriales, inmobiliarias, aseguradores, entidades de créditos, cadenas de alimentación…) se pierden en los entramados de sociedades instrumentales en Suiza. BERLUSCONI asegura que él es el auténtico propietario y que las maniobras de despiste eran algo normal en la Italia donde todavía estaba activo el terrorismo de extrema izquierda, ejemplo, las Brigadas Rojas y otros.
No obstante, ante el recelo de su socio BOSSI y de la opinión pública por la anormalidad que representaría el que el propietario del mayor grupo de comunicación del país llegara al puesto de premier, BERLUSCONI ha asegurado que esta dispuesto a vender parte de su sus propiedades. (No está demás decir que sus empresas acumulan una deuda de ciento cincuenta millones de dólares, por lo que ahora sería el momento más oportuno para deshacerse de ellas). ¿No habrá sido su imperio económico, televiso y futbolístico un trampolín puesto a su disposición para acceder a la cúpula del Estado? A NADIE SE LE OCULTA TAMPOCO QUE SE LANZÓ AL TERRENO DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN GRACIAS A UN DECRETO EXTRAORDINARIO DE SU ÍNTIMO AMIGO, EL EX LÍDER SOCIALISTA Y HOY ARCHIPROCESADO BETTINO CRAXI, en el momento en que el Estado alcanzaba las máximas cotas de corrupción.

Sin embargo, la investigación Manos Limpias no le ha afectado todavía, y con su poder financiero y de propaganda ha conseguido en un mes organizar un partido político con diez mil sedes, hacer campaña sólo en los medios de comunicación que le pertenecen – que incluye dieciséis diarios – y ganar las elecciones… El testimonio de antiguos miembros de la P2, como el teniente coronel LUCIANO ROSSI, que se suicidó después de revelar el secreto – según LUIDI DI FONZO - , nos da la clave de cuál era la personalidad de este grupo de personas, cuál era la raigrambre histórica y cuáles sus objetivos.



LA P2, INSTRUMENTO DE PODERES MÁS OCULTOS

¿Respondía GELLI a intereses puramente empresariales y particulares? No se puede definir a GELLI como un empresario. Toda su vida estuvo ligado al ambiente de los servicios de inteligencia y secretos, y según muchos de los especialistas que han investigado sus peripecias, él no era más que un instrumento de poderes superiores y más ocultos.
La investigación más exhaustiva y seria hecha sobre Propaganda Dos la realizó el Parlamento italiano a través de una comisión presidida por la diputada TINA ANSELMI, que reunió decenas de miles de documentos.
Un resumen de este informa fue publicado en la revista L´Expresso del 20 de mayo de 1984 el cual concluye que “si queremos recurrir a una metáfora para representar la situación, podemos pensar en una pirámide cuyo vértice es LICIO GELLI. Pero cuando se quiera dotar de verdadero significado a esta pirámide, es obligado admitir la existencia de otra pirámide, invertida, sobre ella, cuyo vértice inferior también sería GELLI. En la pirámide superior identifico la finalidad última, y en el inferior se lleva aquélla a la práctica. Qué fuerzas se agitan en la estructura superior…eso no lo podemos saber”.
ANSELMI revela en su informe la existencia de la Logia P1, más secreta que la P2. A ella estarían afiliados los más prestigiosos del Grande Oriente de Italia, pero no se conocen sus actividades. Sin embargo, la diputada ANSELMI proporciona buenas pistas: la admisión de LICIO GELLI en la masonería italiana después de la Segunda Guerra Mundial estuvo determinada por la influencia de un masón norteamericano con las tropas aliadas anglonorteamericanas, FRANK GIGLIOTTI.

GIGLIOTTI fue el artífice del reconocimiento, en 1947, de una de las grandes organizaciones mafiosas italianas, el Grande Oriente de Italia, por parte de la prestigiosa circunscripción norte de los Estados Unidos. Así se establecía el dominio de la masonería anglosajona sobre la italiana. GIGLIOTTI, que pertenecía entonces a la sección italiana de Servicios Estratégicos (origen de la CIA), conoció a GELLI, quien colaboraba en aquellos tiempos con el Cuerpo de Contra Inteligencia (contraespionaje militar de los Estados Unidos). ¿Ha trabajado GELLI, el reclutador de BERLUSCONI, para los Estados Unidos o Inglaterra O, MEJOR DICHO, PARA CIERTA ÉLITE MASÓNICA DE ESOS PAÍSES?
En Italia siempre ha estado presente la sospecha de que muchos de los acontecimientos misteriosos que sucedían tenían su origen en Estados Unidos. Cuando el ex primer ministro ANDREOTTI se vio, en 1993, envuelto en un escándalo que lo relacionaba con la Mafia, ¿por qué dijo, para sorpresa de todos, que el plan para acabar con él era una conspiración de los Estados Unidos? ¿Y que ocurre con la red GLADIO, esa organización supersecreta que agrupaba a terroristas de extrema derecha de toda Europa BAJO LAS ÓRDENES de la OTAN y cuyo fin era impedir la victoria del Partido Comunista? ¿No contribuyó dicha RED a la desestabilización que también perseguía GELLI.



LA ESPELUZNANTE CEREMONIA DE INICIACIÓN EN LA P2

“Entonces, se realizaba el juramento eterno. Cada uno de los presentes entrega un sobre lacrado con una fotografía suya y se mezcla una gota de sangre de cada uno. GELLI, que era conocido por sus discípulos como NAJA HANNAH (REY COBRA), pone cada fotografía en una bandeja de oro y, sobre cada una, una gota de sangre mezclada. Entonces, NAJA HANNAH aproxima su foto a la del iniciado y le dice el número que le corresponda como miembro de la orden. Después de tres golpes con el hacha mientras el resto de hermanos levanta las suyas y golpean la mesa a la vez. Forman sobre la gran mesa una cruz y rodean al nuevo discípulo:
“Repite las palabras de NAJA HANNAH: juro a todos los presentes, juro a todos aquellos cuya identidad permanece oculta en las cámaras de Propaganda Dos y, especialmente, juro a su Excelencia NAJA HANNAH que seré leal a nuestros hermanos y a nuestra causa. “El Momento de Pasar a la Acción”. Juro sobre este acero luchar contra los males del comunismo, asestar un golpe al liberalismo y luchar para establecer ingobierno presidencial.
Juro ayudar a mis hermanos y nunca traicionarles. Y SI FRACASO, ME PERJURARE (AHORA GELLI corta la fotografía del iniciado en cuatro pedazos), mi cuerpo deberá ser destrozado (GELLI ECHA AL FUEGO TODAS LAS FOTOGRAFÍAS) y quemado en cenizas como las cenizas de esta imagen”.

(MANUEL NÚÑEZ CORRAL, “¿Quién se oculta tras SILVIO BERLUSCONI?”, revista MAS ALLÁ, nº 63. Mayo de 1994, Madrid, Director: JUAN ANTONIO CAMPOY. Redactor-jefe: ISIDRO-JUAN PALACIOS (ex CEDADE), Paginas: 62-69).

Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
DIARIO PAMPERO Cordubensis N° 276

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres