Blogia
LA VOZ NACIONALISTA

NUEVA FUERZA POLITICA

Fueron trece números editados a pulmón. Fueron trece verdaderos partos en los que participamos Pedro, Horacito Zaratiegui y yo, entre otros. La regularidad de la aparición estuvo siempre determinada por los tiempo que tardaramos en conseguir la bendita financiación que nos permitiera difundir la verdad sobre la guerra contra la subversión en los setentas. Pero fue una lucha en solitario o, mejor dicho, de un pequeño grupo al que muchos admiraban y alentaban pero con el que nadie colaboraba. Los militares en actividad, que hubieran participado o no en la guerra de los setentas, se negaban a escribir una nota o emitir una opinión por miedo a perder sus trabajos. Los retirados que sí participaron de la contienda, nunca reivindicaron la lucha por miedo a los juicios. Los palos en la rueda fueron de todos lados. De afuera, los más lógicos y esperados, y de adentro, los más dolorosos y arteros. Desde B1 pretendimos reivindicar al Procesos de Reorganización Nacional en sus aspectos positivos, sin perder de vista los excesos y errores que se pudieran haber cometido; también repudiamos la polítcia de DDHH por considerarla una forma encubierta de continuar la guerra. Los DDHH, no pueden ni deben ser respetados en el contexto de una guerra interna cómo la que se dió en nuestro país. Muchos entendimos que se debía defender y reivindicar a aquellos que, al margen de algunos delitos que hayan podido cometer en el marco de un conflicto armado, pelearon para erradicar el fantasma del comunismo que nos amenazaba. Todo ello lo intentamos desde B1. Lamentablemente nuestra publicación ya no aparecerá. Es un ciclo terminado. No obstante los esfuerzos, no hemos podido lograr la adhesión de la sociedad, no hemas avanzado un ápice en el juzgamiento de terroristas, no hemos podido convocar a mas de cincuenta personas a la plaza de Mayo de los martes, no hemos podido incertarnos en estructuras políticas porque muchas de ellas nos consideran "piantavotos" y cuando podimos hacerlo, sólo fue posible en estructuras marginales sin posibilidad alguna de poder cambiar el rumbo político. Constanza Guglielmi, Aldor Rico, Luis Patti y otros, formamos parte de lo otrora se llamó el "partido militar", y lo digo orgulloso. Los hombres de armas somos integrantes de una institución que es reserva moral y partera de la historia y de la Patria. Tenemos derecho a participar. Sé que a muchos les desagrada la idea de compartir un espacio con personas cuestionadas, cómo Luis Barrionuevo, pero puedo asegurarles que es el único sindicalista dispuesto a apoyar una ley de "Pacificación Nacional". Con nuestra publicación definitivamente fuera y de circulación y con mis esfuerzos puestos en la participación política al lado de el ex presidente Duhalde, les comunico que ha culminado una forma de lucha y que ha comenzado otra.
A los que nos apoyaron, gracias.
A los que desde adentro nos criticaron, les decimos que ellos son los responsbles de la disgregación de nuestro grupo.
A los enemigos, una advertencia: vamos a volver de la mano de una nueva fuerza política.
 
Atte.
José D'Angelo
Tte 1ro (RE)
DNI 12. 258.460
Promoción 111
Infantería Argentina
 
jldr957@yahoo.com.ar
 
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

MARCOS -

SI MEJOR QUE SE VAYAN CON DUHALDE A DEFENDER AL PROCESO Y VENDER MERCA. CHAU QUE LES GARUE FINITO.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres