Blogia
LA VOZ NACIONALISTA

Contra las mega - represas capitalistas : ¡Opóngase !

 

Represas Hidroeléctricas en MesoAmérica
 Por: Agustín Tevalán Hernández *

1635302Diversas empresas transnacionales buscan aprovecharse de los acuerdos internacionales para acelerar la privatización de los recursos de agua; convirtiendo el vital líquido en una mercancía y enriqueciéndose a costa del futuro del mundo entero.

Foro Mesoamericano contra las Represas
Las organizaciones declaramos que la proliferación de los proyectos hidroeléctricos en nuestros países no obedece a las necesidades energéticas de nuestros pueblos sino que responde a la necesidad de crear la infraestructura necesaria para desarrollar el modelo económico neoliberal a través del Área de Libre Comercio de Las Americas (ALCA), los diferentes tratados de libre Comercio a nivel continental, el Plan Puebla-Panamá y el Plan Colombia, entre otros.

Hasta la fecha se han realizado dos Foros Mesoamericanos contra Represas, el primero en marzo del 2002 en la Cooperativa Unión Maya Itzá, Petén, Guatemala; y el segundo en julio del 2003 en La Esperanza, Intibucá, Honduras.

En ambos foros hemos expresado nuestra solidaridad con las personas y organizaciones amenazadas, perseguidas y que han sufrido violación a derechos humanos en el marco de la lucha de resistencia contra las represas; así como con las millones de personas en todo el mundo que han sido desplazadas y afectadas por represas hidroeléctricas.

Las organizaciones declaramos que la proliferación de los proyectos hidroeléctricos en nuestros países no obedece a las necesidades energéticas de nuestros pueblos sino que responde a la necesidad de crear la infraestructura necesaria para desarrollar el modelo económico neoliberal a través del Área de Libre Comercio de Las Americas (ALCA), los diferentes tratados de libre Comercio a nivel continental, el Plan Puebla-Panamá y el Plan Colombia, entre otros.

Hemos constatado también que estos proyectos vinculados al gran capital transnacional y nacional, cuentan con el apoyo de las instituciones financieras multinacionales, e incumplen en su totalidad la legislación ambiental y el derecho de autodeterminación de los pueblos, lo que nos obliga a adoptar medidas de lucha de resistencia y a reiterar la validez de las propuestas alternativas que vayan surgiendo desde los pueblos.

Marco Geopolítico:
El Plan Puebla Panamá constituye un conjunto de iniciativas mesoamericanas, cuyo énfasis está en la creación de infraestructura vial, eléctrica, turística y de comunicación, así como crear las condiciones propicias para la explotación de la biodiversidad en nuestra región. Ello, respondiendo a los intereses imperialistas de consolidar la región mesoamericana como traspatio de los EEUU para canalizar el intercambio de mercancía, explotar la mano de obra, controlar los recursos naturales, y convertir la región en apéndice total.

El ajuste que se genera en Mesoamérica a partir de todos estos planes neoliberales, se expresa directamente en el Plan Puebla Panamá, mediante el cual se promueven en el campo eléctrico principalmente tres proyectos:

-El Sistema de Interconexión Eléctrica para los Países de América Central (SIEPAC), por medio de una línea de transmisión de 1,830 kilómetros desde Panamá hasta Guatemala; con un costo total de US$ 337 millones.
-La Interconexión Guatemala - México, con un costo total de US$ 44.5 millones, plantea la construcción de una línea de transmisión de Los Brillantes (Guatemala) hacia Tapachula (México).
-La Interconexión Guatemala - Belice, con un costo total de US$ 23.8 millones, consiste en una línea de transmisión de Santa Elena, Petén (Guatemala) hacia Belice City.

El mapa demuestra cómo las líneas de transmisión del SIEPAC se unen con la red de México y Belice a través de las interconexiones planteadas en el PPP. A su vez, las líneas mexicanas están interconectadas con la red estadounidense. Es decir, las redes de Centroamérica, México y los EEUU estarán enlazadas y de esta manera se formará un gigantesco mercado eléctrico en la región. En términos geopolíticos, este mercado eléctrico tiene principalmente dos finalidades: 1. abastecer con energía el corredor económico planteado en el Plan Puebla Panamá (maquilas, turismo, etc., etc.); y 2. garantizar el abastecimiento eléctrico de los EEUU, explotando las fuentes y los recursos energéticos de Mesoamércia.

Esta inmensa red de transporte y distribución de energía eléctrica representa un atractivo especial para las empresas transnacionales, pues, permite a UNIÓN FENOSA, ENDESA, Electricidad de Portugal, Coastal Corporation, Hydro-Quebec International, AES, IBERDROLA, Duke Energy International, Teco Power Services, Constellation Power, ENRÓN, etc. lucrar infinitamente con la "luz".

Efectivamente, este mercado requiere de un aumento significativo en la generación de energía eléctrica. Este cambio del sector eléctrico, en condiciones geopolíticas fundamentalmente distintas de las existentes hace 10, 20 o 30 años, propicia un mayor énfasis e interés en la construcción de plantas de generación eléctrica por parte de las instituciones promotoras del PPP y de la iniciativa privada.

Un estudio reciente (1998) del Banco Interamericano de Desarrollo sugiere que la inversión total requerida por el sector eléctrico de la región centroamericana durante los próximos diez años podría ser de más de 7 mil millones de dólares para poder satisfacer un crecimiento anual medio del 6% en la demanda.

Para México se presenta un cuadro similar: la Dirección de Proyectos de Inversión Financiada de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) proyecta un incremento a la capacidad de generación en un 9.8% (2003). En este sentido, la CFE proyecta la construcción de múltiples plantas de generación hasta el año 2011 para satisfacer la creciente demanda de energía en esta dinámica de globalización.

Estas proyecciones son afirmadas nuevamente por el BID en su informe de avances del Plan Puebla Panamá: "La creación del MER y la construcción de la Línea SIEPAC constituyen una unidad que atraerá la inversión privada en centrales generadoras de mayor tamaño y orientadas al mercado regional. Se estima que durante la próxima década, solo en generación, la región centroamericana necesitará inversiones por US$ 700 millones anuales."

Precisamente, en este contexto del capitalismo neoliberal, del cual forma parte el Plan Puebla Panamá, se planifican y retoman las represas hidroeléctricas en toda la región mesoamericana. Es decir, los proyectos hidroeléctricos forman parte de la estrategia neoliberal, y las líneas de transmisión planteadas en el PPP crean las condiciones para atraer la inversión privada en el campo de la generación de energía.

El involucramiento del BID en estos planes neoliberales indica también que los proyectos hidroeléctricos serán financiados por parte de la Corporación Interamericana de Inversiones (CII) del BID, en conjunto con empresas transnacionales del sector energético.

Otro elemento, que causa esta "nueva ola" de proyectos de represas es el control estratégico de los recursos de agua dulce ante la proyectada crisis mundial: actualmente, hay 1,300 millones de personas en el mundo sin acceso a agua limpia; 31 países se consideran localizados en áreas de escasez de agua; y en el año 2025 la demanda del agua fresca será de un 56% más que el suministro.

En este contexto, diversas empresas transnacionales [Vivendi Universal, esSuez, RWE, Bouygues, United Utilities, Severn Trent, AWG, Kelda, Bechtel, etc.] buscan aprovecharse de los acuerdos internacionales financieros y comerciales para acelerar y consolidar la privatización de los recursos de agua; convirtiendo el vital líquido en una mercancía y enriqueciéndose a costa del futuro de la humanidad y del mundo entero.

En el documento "Estrategia Sectorial para el Recurso Agua", publicado el 25 de Marzo de 2002 por el Banco Mundial, afirma este plan de hacer atractivo el sector agua para la iniciativa privada, tanto el agua potable como las hidroeléctricas. En este sentido, los embalses creados por las represas hidroeléctricas son considerados a la vez como grandes reservas de agua dulce, explotable en el mercado del "agua".

Esto significa que el destino de los ríos, de las comunidades, de las tierras, de la selva y de los lugares sagrados depende de una estrategia de dominio mundial, que busca únicamente la marginación y la explotación irracional de nuestros pueblos y nuestras riquezas.

Por ello, en los Foros Mesoamericanos contra Represas exigimos a los gobiernos de nuestros países que se detenga inmediatamente todos los proyectos hidroeléctricos y no se otorguen más concesiones de ningún cuerpo de agua a particulares. Asimismo, exigimos que se garantice y se respete el uso del agua como un bien colectivo de beneficio comunitario.

Proyecto de Represas Hidroeléctricas en Mesoamérica:
De acuerdo a las investigaciones de diversas organizaciones, existen aproximadamente 330 proyectos hidroeléctricos en toda la región mesoamericana, los cuales se encuentran en sus distintas etapas de estudio, planificación o construcción.

México:
Guerrero: La Parota, San Juan Tetelzinqo.
Oaxaca: Benito Juárez.
Chiapas: Izantún, Quetzali, Huixtán I, Huixtán II, y Caballo Blanco.

México - Guatemala (proyectos binacionales):
Río Usumacinta: Boca del Cerro, La Línea, El Porvenir, Isla El Cayo, Yaxchilán

Guatemala:
Río Hondo, Zunil, Río Cahabón, Ocós y Chixoy (ya construida)

Panamá:
Proyecto Recurso Aprovechable Empresa Capacidad (kW)
Canjilones Ríos Estelí y Chiriquí AES Panamá SA 120,000
Coclé del Norte Río Coclé del Norte ACP 150,000
Indio I Río Indio ACP25,000
Indio II Río Indio ACP25,000
Río Piedra Río Piedra Hidroeléctrica Río Pedra SA 10,500
Bonyic Quebrada Bonyic Hidro Ecológica del Teribe SA 30,000
Algarrobos Río Casita de Piedra Hidroeléctrica Chiriquí SA 11,200
Paso Ancho Río Chiriquí Viejo Paso Ancho Hydro Power Corp. 12,400
Bajo de Mina Río Chiriquí Viejo La Mina Hydro Power Corp. 25,000
Santa Marío Río Santa María Cons. Hidroeléctrico Santa María 24,000
Tabasará II Río Tabasará Cons. Hidroeléctrico Tabasará SA 46,000
Tabasará I Río Tabasará Cons. Hidroeléctrico Tabasará SA 46,000
La Yeguada Río San Juan Emp. De Distribución Eléctrica7,000
Metro Oeste SA
Monte Lirio Río Chiriquí Viejo Electrón Investment SA 51,600
Pando Río Chiriquí Viejo Electrón Investment SA 32,600
Los Añiles Río Estelí Generadora Eléctrica de Panamá 35,000
Chiriquí - El Corro Ríos Estelí y Papayal Generadora Eléctrica de Panamá 56,000
Candela Río Candela Compañía de Inversiones1,200
Agro-Técnicas SA
Quebro Río Quebro Hidroeléctrica del Sur SA8,590
Gualaca Río Estelí Bontex SA 28,000
El Síndigo Río Los Valles Los Naranjos Overseas SA8,000
Baitún Río Chiriquí Viejo Complejo Hidroeléctrico Progreso 70,000
Macano Ríos Piedra, Bonilla y Istmus Hydro Power Corp.5,800
Quebrada Paraíso
La Cuchilla Río Macho de Monte Atlantic Generating Project Inc. 9,650
San Carlos Ríos Teta y Mata Ahogado Hidroeléctrica San Carlos SA 1,500
Antón II Aguas turbinadas de Hidro Panamá SA 1,400
Antón I
Burica Río Chiquirí Viejo Hidro Burica SA 60,000
El Alto Río Chiquirí Viejo Hydro Caisán SA 45,000
San Andrés Ríos Cateo y Gariché Fuerza Hidráulica del Caribe SA 5,300
Ojo de Agua Ríos Grande y Zapillo Estrella del Sur SA 7,897
Los Estrechos Río Cobre Hidroeléctrica Los Estrechos SA 9,500
Bajos del Totuma Río Colorado Hidroeléctrica Bajos del Totuma SA3,360
Concepción Río Piedra Istmus Hydro Power Corp.8,700
Cochea Río Cochea y Quebrada Hidromáquinas de Panamá SA 6,000
CHAN-220 Río Changuinola Hydro Teribe SA126,000
El Fraile Río Grande Hidroibérica SA 3,930

Honduras:
- El Cajón: ya construida, amenazando a personas por el posible rompimiento de la misma, y aumentando la deuda externa
- Río Cangrejal: 50 MW, Costo de construcción: 80 Millones de US$, afectará a Ceiba.
- Babilonia: reserva natural, afectará a San Esteban, Tatacamas, etc, y serán desplazadas 5000 familias
- Río Patuca: amenaza a la Biosfera Río de la Plata y varias poblaciones
- Represa Gualcarque entre el municipio de San Francisco de Opalaca y el municipio de La Esperanza
- Represa de San Juan en el municipio de San Marcos de la Sierra
- Represa Río Negro en el municipio de Concepción

Honduras - El Salvador (proyecto binacional):
- El Tigre: proyecto binacional que afectará a comunidades de Honduras y El Salvador

El Salvador:
-Complejo Hidroeléctrico Torola (Chaparral y La Honda)
-San Marcos
-Paso del Oso
-Zapotillo
-Cimarrón

Costa Rica:
45 represas construidas
135 represas en estudio, entre éstas:
- Boroi
- Tanari
- Atirro
- Pacuare
- Siquirres

Ante estas amenazas directas afirmamos que los impactos economicos, sociales, ambientales y culturales, que ya han provocado los proyectos hidroeléctricos han causado perdidas irreparables en todo el territorio mesoamericano. Esto evidencia una enorme contradicción entre lo que es el supuesto desarrollo promovido por los gobiernos y las desastrosas consecuencias que ya estamos viviendo en carne propia.

Reiteramos nuestro llamado a todos los pueblos latinoamericanos para continuar la resistencia popular en contra de la construcción de las represas y de todas las políticas neoliberales complementarias.

Planes de Acción:
Fortalecimiento de organización local de lucha y resistencia: en muchos países las luchas contra represas han surgido en los últimos años; y los principales esfuerzos están en la información, concientización y organización a nivel local; agrupando comunidades en la resistencia contra estos proyectos.

Articulaciones: en algunos países se plantea crear esfuerzos de articulación a nivel nacional, y entorno a proyectos binacionales se están integrando los esfuerzos por cuenca.

Movilizaciones Regionales (14 de Marzo): este año, en el Día Internacional contra Represas se ha realizado diversas movilizaciones y bloqueos en Mesoamerica, y se acordó realizar con mayor fuerza estas actividades en el año 2004.

Intercambio de información, materiales, etc.: todas las organizaciones consideran de suma importancia intercambiar experiencias, informaciones, folletos, videos, afiches...

Acciones jurídicas: se plantea también accionar en el ámbito jurídico, aprovechándonos de diversos instrumentos legales nacionales e internacionales en la lucha contra las represas.

III. Foro Mesoamericano contra Represas en El Salvador: dar seguimiento y fortalecer el proceso de coordinación a nivel mesoamericano para ir globalizando nuestras luchas.

Contacto
Agustín Tevalán Hernández
Coordinador
fpcr@intelnett.com
Frente Petenero contra Represas

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

 //// Cotinuacíon: Porque transformará al río Paraná en un gigantesco embalse de agua quietas y contaminadas desde San Ignacio hasta las Cataratas.

Porque este embalse, se sumará sin interrupciones a los de las represas de Yacyretá, Itaipú, Ilha Grande, Puerto Primavera y Jupiá, creando un inédito, a nivel mundial, super-embalse de 3000 km de largo, desde Ituzaingó (Corrientes) hasta las propias nacientes del Río Paraná.

Porque las consecuencias de tamaña transformación de la naturaleza, son imposibles de evaluar por la ciencia, ya que constituye una verdadera catástrofe. Y las catástrofes, según el eminente ecólogo catalán Ramón Margaleff, no se pueden evaluar.

Porque las aguas de éste lago artificial deberán crecer mas de veinte metros- el equivalente a un edificio de siete pisos-, en su parte mas profunda, inundando miles y miles de hectáreas de productivas tierras.

Porque en Montecarlo, por ejemplo, las aguas cubrirán el club de Pesca para siempre.

Porque todos los arroyos que desembocan en el Paraná en la zona del embalse (Piray, Ita-.Curuzú, Paranay, Caraguatay, entre otros) se desbordarán, formando sub- embalses, alcanzando un ancho de centenares de metros ( 650, por ejemplo, el arroyo de Corpus).

Porque al perder el río su natural capacidad de depuración, el embalse se contaminará en forma irreversible con agrotóxicos, residuos industriales, cloacales y aguas servidas.

Porque significará la desaparición de un importante hábitat de fauna silvestre y la consiguiente desaparición de la misma.

Porque provocará la desaparición de miles de hectáreas de monte nativo.

Porque la transformación del río en un embalse provocará la desaparición de los pocos peces que aún hoy sobreviven pese a la barrera de Yacyretá.

Porque implica alterar los microclimas de nuestra región (régimen de lluvias, humedad, temperatura, etc.), con consecuencias no evaluadas en la salud y en el bienestar de los habitantes y en las actividades agropecuarias. 184211

Porque al desaparecer el río y con la selva ya casi inexistente, Misiones perderá su identidad cultural, histórica y geográfica.

Porque se perderá también, la enorme potencialidad turística que ofrece el río con la simplificación del paisaje que implica un embalse y la desaparición de innumerables lugares tradicionales como la Isla Caraguatay, la Cueva del Yaguareté, la Gruta India, los Saltos de Tabay, entre los mas significativos.

Porque se perderán valiosas obras de infraestructura tales como la Ruta 12, sus puentes, caminos vecinales, los puertos y numerosas edificaciones.

Porque ciudades como Montecarlo, por ejemplo, se transformarán en islas al desbordar arroyos como el Paranay y el Piray, que la aislarán de sus vecinas El Alcázar, Puerto Rico, Piray y Eldorado, y para llegar a ellas, habrá que recorrer distancias mucho mas grandes que las actuales, ya que la Ruta 12 desaparecerá en su traza actual.

Porque significará la desaparición definitiva, directa o indirecta de miles de puestos de trabajos, hoy existentes.

Porque implica la desaparición de tradicionales modos de vida y subsistencia.

Porque traerá aparejado el desplazamiento directo o indirecto, mediato o inmediato de miles y miles de familias misioneras, muchas de las cuales deberán abandonar dignos modos de vivir y subsistir para ir a integrar los cordones de marginalidad de grandes ciudades.

Porque la contaminación y las aguas quietas, poco profundas en los bordes del embalse, en un clima subtropical, favorecerán la aparición y desarrollo de enfermedades y vectores (mosquitos, jejenes, caracoles) de enfermedades tales como la equistosomiasis, el paludismo, la fiebre amarilla, entre otras.

Porque significará la desaparición de sitios arqueológicos muchos de ellos desconocidos aún, provocando un daño irreparable al conocimiento de nuestro pasado y contribuyendo así a la desintegración cultural, necesaria en la estrategia de dominación de los pueblos por el poder económico global.

Porque su construcción ofrece sólo transitorios puestos de trabajo, la mayor parte changas, y absorbidos por trabajadores de otras regiones.

Porque éstas mega-represas por sí mismas no traen beneficios a las poblaciones de los lugares en que se construyen, tal como lo demuestra la ciudad de Concordia (Entre Ríos) y la región del Comahue (Neuquen y Río Negro).

Porque éstas obras se planifican con el único objetivo de producir electricidad barata para un modelo económico que concentra la riqueza en pocas manos y genera millones de excluídos del trabajo, de la salud, de la educación y de la vida digna.

Porque las regalías ?prometidas?, como gran y único beneficio directo de la obra para Misiones, 40 millones de dólares anuales, es una cifra despreciable ante el daño que se hace a la provincia, ya que sólo alcanza para pagar un mes y medio los haberes de la administración pública provincial, o el sueldo de un año de los empleados de la empresa de energía de Misiones (EMSA).

Porque la electricidad producida por una represa es barata, porque no se computan como costos de producción las pérdidas de ecosistemas, de tierras cultivables y de un río como el Alto Paraná misionero, en éste caso.

Porque, increíblemente, se ha decidido y proyectado su construcción sin estudios de impacto ambiental ninguno, pese a los 30 años de antigüedad del proyecto.

Porque la ausencia de estudios de impacto ambiental, pese a las décadas transcurridas, evidencia el desprecio absoluto por la población afectada por la obra.

Porque se planifica para atender exclusivamente el consumo energético brasileño y no para beneficio ni de Argentina y menos de nuestra región.

Porque la modalidad de ?concesión de obra?, adoptada en éste caso, implica que la represa y el río, serán propiedad de una empresa, indudablemente extranjera con la consiguiente y condenable pérdida de soberanía.

Porque la electricidad que produciría Corpus sería absorbida por el aumento del consumo energético argentino, en dos o tres años, proporcionando éste dato al sólo efecto de dimensionar el pobre aporte y la falsa solución que implica una obra de éste tipo que, como contrapartida, produce daños irreparables a la sociedad y a la naturaleza.

Porque existen alternativas no destructivas ni contaminantes para producir electricidad, tales como la tecnología eólica, la solar, el hidrógeno, técnicamente desarrolladas y que si no se usan, es por incapacidad, estupidez, ignorancia, pereza intelectual o corrupción de nuestros funcionarios y técnicos.

Porque actualmente se derrocha energía y existen formas de ahorrarla a través de programas de eficiencia en su producción, transmisión, distribución y utilización. Estamos hablando de eficiencia energética, materia pendiente en nuestra clase dirigente, acostumbrada a recurrir a lo mas fácil ... y redituable. 184231

Porque los programas de eficiencia energética y de utilización de energía solar, eólica y del hidrógeno, producen muchísimos mas puestos de trabajo permanente, que una represa, que, una vez construida se maneja con un puñado de personas.

Porque no se han evaluado económicamente los bienes naturales, culturales y económicos que se perderán, como modernas metodologías lo permiten hacer y como de hecho, ya se hizo en la provincia de Entre Ríos, lo que resta seriedad a cualquier estudio de impacto ambiental que se realice sin contar con ese inventario valorizado.

Porque existen otras formas de diálogo con la naturaleza, como el propiciado por la Red de Agricultura Orgánica de Misiones (RAOM), la Red de Asociaciones Ecologistas de Misiones (RAE) y otras organizaciones, donde una hectárea alcanza para la vida digna de una familia... y sin arrasar el monte.

Porque pretender vender al extranjero y para beneficio del extranjero, el patrimonio natural, revela la actitud facilista en la búsqueda de soluciones y la pequeñez de gobernantes, incapaces de ofrecer alternativas válidas de desarrollo a su pueblo.

Porque promover ésta obra, existiendo un Plebiscito Vinculante que la rechazó, ?cualquiera sea su lugar de emplazamiento sobre el río Paraná?, realizado hace sólo cinco años, es ilegal.

Porque propiciar un nuevo plebiscito existiendo uno anterior es una perversa y grosera violación a la esencia de la Democracia: el respeto a la voluntad popular expresado en comicios legales.

Porque la Constitución Nacional le otorga a Misiones la propiedad del río y el gobierno nacional no tiene ningún derecho a promover la obra como lo viene haciendo.

Porque repugna al sentido común que el gobierno de una provincia con su capital destruida por una represa (Yacyretá), que aún no alcanzó su nivel máximo de inundación y de destrucción (falta aumentar en siete metros el nivel actual del embalse) y que produjo ya una legión de desplazados sin compensación, pretenda construir otra.

Porque el artículo 41 de la Constitución Nacional, prohiben obras como Corpus, que atentan contra el derecho a un ambiente sano, que destruyen la biodiversidad y que comprometen las posibilidades de desarrollarse de las generaciones futuras.

Por todo esto:

Exhortamos al pueblo de la provincia que registre en forma imborrable en su memoria los nombres de los políticos que impulsan ésta obra legalmente repudiada y no los voten nunca mas.

Exhortamos a los misioneros a registrar en su memoria en forma imborrable los nombres de los políticos que ayer festejaron el No del Plebiscito y hoy dicen Si o Ni a Corpus y los recuerden como ejemplo de lo que debe desaparecer para siempre de la vida política argentina: los políticos que se mueven por intereses y no por convicciones.

Exhortamos a los políticos auténticos, a que se pongan decidida y abiertamente del lado del pueblo al que pertenecen, que los eligió y mantiene y no del lado del poder económico, que sólo promete mas miseria en el largo plazo.

Decirle NO A CORPUS es Decir:
Si a la Vida
Si al Pueblo Misionero
Si a la Ley
Si a la Democracia
Fuente: Revista Acción Ambiental

6666666666666666666

//// Continuación: En un falso concepto de desarrollo y crecimiento sustentable las transnacionales (profetas del neoliberalismo) no cesan en sus perversas intensiones de seguir construyendo "inmensas represas hidroeléctricas" en cualquier lugar del planeta. Muy en particular en aquellos países del tercer mundo en el que consiguieron, por la diplomacia o la fuerza, imponer gobiernos, y grupos políticos y dirigenciales funcionales. En el corazón del MERCOSUR pretenden implantar una nueva represa: la represa de Corpus. Desoyendo el clamor de la inmensa mayoría de los misioneros.

 Cuando los Consorcios o Empresas constructoras hablan de "represas" mienten al decir verdades a medias. Hablan solamente de conseguir, aumentar y asegurar energía para el progreso de las comunidades locales y/o regionales, no hablan de los desastres ambientales o ecológicos con la lógica destrucción de la biodiversidad (original y genuina fuente de la energía necesaria para el desarrollo sustentable de la humanidad).

No existe la menor duda en cuanto a la necesidad de ciertas clases y cantidades de energía para el desarrollo de la ciencia, de la técnica y del confort humano pero, la perversidad radica en el concepto de calidad y amplitud de progreso que sostienen y profesan y que es la de obtener energía con la máxima rentabilidad al menor costo posible, sin importar las consecuencias.

Los pueblos nativos, los campesinos, algunos sindicatos, los movimientos ecologistas, algunas Iglesias, y muy distintos sectores de la sociedad luchan denodadamente todos los días a favor de un progreso y un desarrollo justo, equitativo, sostenible y armónico dentro de una relación con la naturaleza que la preserve para las generaciones venideras.

La Comunidad Misionera ya plebiscitó su veredicto

En Misiones, Argentina, en la consulta popular obligatoria y vinculante llevada a cabo en abril de 1996, la población rechazó abrumadoramente la construcción de la hidroeléctrica de Corpus. La mayoría de los partidos políticos locales lucharon con el pueblo para defender a la provincia del avasallamiento del federalismo que se proclamaba desde la Nación.

En la actual gestión de gobierno provincial (casi los mismos gobernantes que en 1996), existe un rotundo y contrario cambio, desde el discurso y las acciones, dando la espalda a la voluntad popular manifestada en aquella convocatoria obligatoria vinculante.

Tanto los partidos políticos tradicionales, como el recién nacido Frente Renovador (fuerza gobernante en Misiones, escisión del Partido Justicialista) y funcionarios de dudosa ubicación ideológica demuestran un total desconocimiento de asuntos ecológicos. 17132

 Esta preocupante realidad atenta peligrosamente contra la integridad territorial, ecológica, económica, social y cultural de la región, abonada por la actitud no comprometida de muchos dirigentes que guardan intereses mezquinos, silencio e indiferencia.

La realidad hoy, vaya uno a saber por qué motivos, ha cambiado desde los discursos y las acciones tanto de los partidos como de la mayoría de los representantes, que desobedecen y desconocen la voluntad popular, argumentando las tres patas de esta mesa sin tablero que se llama mentira. La cuarta pata la hacen muchos de los que nos representan, con su silencio, indiferencia, desconocimiento e intereses mezquinos.

Es de suma importancia analizar los criterios que sostiene Raúl Bregagnolo de la Red de Asociaciones Ecologistas de Misiones al denunciar las cuatro mentiras sobre las que se apoya el argumento neoliberal oficialista.

Cuando hasta el disfraz miente

Tomando en cuenta las apreciaciones, muy fundamentadas, que el representante de los ecologistas misioneros nos diera, agrupamos las mentiras sobre Corpus en cuatro mentiras fundamentales. A saber:

Primera mentira: energía barata.

La Energía es necesaria para las actividades humanas pero no debemos confundir desarrollo regional con el desarrollo del Brasil, que ya tiene la demanda energética equivalente a "un Corpus por año" aunque sigue exigiendo la urgente construcción de todas las posibles generadoras de electricidad para saciar su hambre de "crecimiento".

En realidad de los dueños de industrias, porque en Brasil sigue creciendo el número de habitantes con las necesidades básicas insatisfechas. Es muy claro que la energía que producirá Corpus estará destinada al mercado brasileño, debido a que no hay otro demandante en la región capaz de absorber semejante cantidad de energía. De no ser así el capital privado que construiría la misma no arriesgaría la inversión porque no habría donde ubicarla, ya que todos, menos Brasil, tienen cubierta su demanda energética, y por muchos años.

Por otro lado la energía generada sería en 60 ciclos y Argentina trabaja en 50. Hacer la transformación tiene costos elevados que el capital privado no estaría dispuesto a pagar. En consecuencia, lo de "energía barata" resulta una verdadera mentira. Más, si pretenden el "desarrollo industrial" proclamado desde los sectores interesados, teniendo en cuenta que Misiones no es industrial, ni podrá serlo jamás, salvo que se sigan sacrificando los recursos naturales y humanos como está sucediendo con las industrias foresto - papeleras, que están destruyendo aceleradamente( con la complicidad oficial) para transformar la provincia en un desierto verde de pinos. Misiones no puede tener industrias contaminantes, su topografía y recursos naturales no le permiten. Asumamos de una vez que esta provincia es pródiga y tiene todo, para que con adecuadas políticas se pueda vivir de la actividad turística no contaminante (evitando ese turismo depredador que hoy se a lanzado sobre ella). Hay países que ya lo están haciendo, nuestra provincia debe dar el primer paso.

Segunda mentira: regalías.

Se sabe por un cálculo que relaciona la energía facturada con el tiempo, que estas estarían en el orden de U$S 34 millones/año para Misiones. Esto si Paraguay no reclama lo suyo, y además se estarían percibiendo recién cuando la represa esté funcionando a pleno. Esta cifra, que será oscilante (el valor mencionado sería el máximo a percibir) aportaría a la provincia aproximadamente u$s 2,8 millones/mes. Monedas, si se reparten para los 75 municipios, ya que la provincia es de todos no solo de Corpus y San Ignacio. Monedas si comparamos con el presupuesto que la provincia destino a salud de casi U$S 6 millones/mes, así como los aproximados U$S 30 millones/mes de coparticipación que le tocan desde la nación.

Por otro lado qué garantías tiene Misiones de cobrar esas "monedas de Judas" y que no vayan a la nación, y si se perciben, que sean destinadas a la población y no a otros oscuros destinos. Con todo esto, se justifica sacrificar los recursos turísticos que quedarían inundados, que en la actualidad más allá de generar esparcimiento, recreación, satisfacciones a los visitantes, son generadores de mano de obra y recursos económicos de por vida. Sin considerar los problemas de salud que se generarían con la presencia de la represa, que pasarían a ser un gasto extra.

Tercer y gran mentira: mano de obra.

"Se dijo que en el pico de la obra estarían trabajando 7000 operarios. El promedio durante toda la construcción sería de 500 personas. Pero se debe pensar que a Paraguay también le corresponde parte de la mano de obra, entonces no se debe crear la ilusión de que los puestos de trabajos serían todos para los misioneros. La mano de obra especializada, sin dudas la trae el Consorcio constructor (Ingenieros, Técnicos, Arquitectos, Directores de Obra), así como también los chóferes de grúas, camiones Terex, topadoras, otras maquinarias a utilizarse y que también requieren de mano de obra especializada. Más allá de crear la expectativa respecto a los puestos de trabajo a mucha gente, hay que saber que la mano de obra que se ocuparía sería para trabajos pesados, con mayor riesgo e insalubres", nos comentaba Bregagnolo. 1713302

 Además, está muy claro que esta obra se haría solamente con el aporte de capital privado (ya que el Estado no tiene crédito), por ello cuando se habla de mano de obra cae de maduro que ésta, por más o menos puestos de trabajo que genere, sería por breve tiempo, ya que el concesionario terminará lo antes posible la obra para comenzar a generar energía y recuperar la inversión. "Se adelantaría en un año y medio la obra de acuerdo al tipo de equipamiento que se utilice..." han dicho ingenieros de la Comip, esto también implica que la mano de obra será cortoplacista. Luego, el Estado deberá resolver los problemas generados por la desocupación, que sin dudas recae en los sectores más carenciados de la sociedad. Clara demostración de ineficiencia en las políticas laborales de la provincia y la nación.

Cuarta Mentira, o la mentira de los políticos.

Está constituida por la falta de seriedad en los argumentos de los intendentes, concejales, diputados, gobernantes e instituciones que apoyan la posible construcción, y que no se hacen responsables frente al pueblo misionero y de la región, de las consecuencias que traería aparejada la represa de Corpus si fuera construida.

"Un detalle que se debe tener en cuenta y es fundamental - proponía ver el ecologista de Aristóbulo del Valle - es que ningún capital privado haría una inversión tan grande en una obra que es rechazada por la población de la región donde estaría insertada. Clara demostración del peso popular, fue la obligación de descartar el emplazamiento en Itacuá (y en todo el Río Paraná). Y el abandono del Canal Federal por "inviabilidad" por parte de los gobiernos de las provincias. ¿Acaso se tendrán que hacer tres plebiscitos para descartar las tres posibilidades? No se puede ser tan irrespetuoso del pueblo al que se debe servir. Así como están las cosas, en este país todo es posible. Insistirán con Corpus y Las Pavas, con el repositorio nuclear en Gastre, con la Aeroisla, las forestaciones con pino, pero siempre quedará la duda del tiempo que se ha perdido sin pensar en estrategias a largo plazo que permitan el anhelado "desarrollo sustentable", donde la gente pueda tener trabajo, salud suficiente y garantías de un bienestar en armonía con los recursos naturales".

"Misiones apuesta a uno de los únicos NO más positivos que existen en nuestra realidad -afirmaba Bregagnolo - y si de algo estoy seguro es que si el pueblo dice NO a la hidroeléctrica de Corpus, aunque la pretendan construir, no será posible hacerlo. Es necesario mantener viva la memoria."

El pueblo misionero ya manifestó en 1996, por medio de un plebiscito vinculante, su rotundo rechazo a la construcción de la mega-represa. Sin embargo, el Estado argentino en una actitud ilegal manifiesta, y contrariando la voluntad popular, se empecina en proseguir con el mega proyecto. Ignorar la voluntad del pueblo que se manifestó en un 88 % a favor de la no construcción de la represa es una violación a los principios básicos de la democracia. Esto refleja la actitud y tendencia del Estado argentino de mantener las operaciones de la mega-represa en secreto, para así evitar la oposición por parte de la población.

La mega-represa tendría un enorme impacto ambiental; se formaría un gran embalse continuo al de Yacyretá, perdiendo definitivamente el Alto Paraná su característica de río, agravándose aún más la merma de peces como el dorado, surubíes y otros de irremplazable valor para el trabajo y la economía de todo el litoral argentino.

Los impactos ambientales de la mega-represa Corpus Christi violarán derechos humanos de las comunidades afectadas, incluyendo decenas de familias indígenas tales como la comunidad Mbyá-Guaraní, que habita en una de las zonas que sería inundada por la mega-represa. Bregagnolo manifestó, enfáticamente: "El derecho a la vida, entre otros, será amenazado por la propagación de enfermedades hídricas tales como la esquistosomiasis y la malaria. No olvidemos que se encontraron caracoles infectados con esquistosomiasis en la represa de Itaipú, en Brasil, a 17 kilómetros de Puerto Iguazú; con Corpus construida, se estará favoreciendo el ingreso de esta enfermedad a la Argentina".

La vuelta al intento de construir Corpus en Misiones, por parte de grandes empresas transnacionales, el Gobierno provincial y algunos de los partidos políticos que en 1996 se oponían terminantemente y hoy "viraron el poncho", es un atentado a la vida en el corazón del Mercosur.

Atentado que aún podemos impedir.

* Domingo López y Raúl Aramendy
CEMEP-ADIS - Posadas - Misiones 

Fuente : La Semana On Line

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres