Blogia
LA VOZ NACIONALISTA

JOSÉ BER GELBARD, SINARCA Y AGENTE SOVIÉTICO

JOSÉ BER GELBARD, SINARCA Y AGENTE SOVIÉTICO

A continuación reproducimos fragmentos que hacen referencia a las andanzas del  judío comunista José Ber Gelbard, personaje ominoso y elemento de la sinarquía internacional.
Los párrafos fueron extraídos del capítulo "De Golpe en Golpe (1966-1982)", escrito por el Dr. Enrique Díaz Araujo y que corresponden al libro "De Golpe en Golpe y otros ensayos" cuyos autores son el mentado Enrique Díaz Araujo y el profesor Omar Alonso Camacho:
 
Los nacionalistas mediante sus publicaciones periódicas (“Cabildo”, en particular), insistieron una y otra vez en que Gelbard era comunista y corruptos de funcionarios. Como siempre, nadie atendió la denuncia, propia, claro está de estos “maccharthystas”, dados a las “cacerías de brujas”, obsesionados con el marxismo… 
Pues, resulta que ahora ya nadie podrá ignorar quién fue Jehuda Ber Gelbard.
Ha sido un antiguo y devoto stalinista, corresponsal por décadas de Agencia “Tass” en la Argentina, Isidoro Gilbert, el que ha puesto las cosas en su lugar.
Sostiene este autor que Gelbard era afiliado secreto del PCA (Partido Comunista Argentino); que además, era el encargado de sus finanzas, a través de su segundo Felipe “Pío” Berosnik; y que, más que eso, por sus estrechas conexiones con el PCUS (Partido Comunista de la Unión Soviética) y de la KGB, era el verdadero jefe del comunismo en el país, por encima de sus estructuras partidarias.A fin de demostrar esta última posición, Gilbert señala un hecho.En 1974, cuando Gilbert era Ministro de Economía intervino en un conflicto empresarial. Los hermanos Alemann imprimían en sus talleres el diario “La Opinión” de Jacobo Timermann, y querían poner fin al contrato, para pasar a editar el diario “La Calle”. Este matutino en ciernes, aunque como fachada alfonsinista, era de conducción comunista. Gelbard, como ministro, aplicó al caso la Ley de Abastecimientos, obligando a los Alemann a continuar publicando “La Opinión”. 
Entre un diario “progresista” de izquierda y otro indisimuladamente comunista, optó por el primero. Decidió que más valía pájaro en mano que cien volando; que el éxito obtenido por el periódico de Timermann entre la clase media profesional y la tilinguería cultural era más importante para la marxistización del país que un dudoso avance electoral del PCA. Usó las recetas de Antonio Gramsci; y demostró una visión estratégica superior a la de Antonio Álvarez, Fernando Nadra, Athos Fava, Patricio Etchegaray y otras figuras menores del PCA. De ahí que Isidoro Gilbert no vacile en afirmar que:
“En el manejo empresarial jugaron un papel relevante hombres como Felipe ‘Pío’ Berosnik, que era el `responsable de finanzas’ públicamente conocido. Pero sobre todo, José Ber Gelbard, afiliado secreto al PCA.
Gelbard integraba lo que un núcleo excelso conocía como `El Directorio’, organismo de composición variable pero nunca mayor a las siete personas y con funcionamiento ultrasecreto. Además de Gelbard participaban del Directorio, Ernesto Paenza que fue íntimo amigo y colaborador tanto en la Confederación General Económica (CGE) como en el Ministerio de Economía durante el tercer gobierno de Juan Domingo Perón; Simón Duschatzky y otros que aún viven cuya mención puede dañar sus intereses o su patrimonio, sobre todo en un país como la Argentina, donde el macartismo continúa vigente…
El Directorio surgió a fines de los años 40 y Codovilla fue su mentor…Sus integrantes mantenían un vínculo personalizado con Victorio Codovilla, Orestes Ghioldi y Gerónimo Arnedo Álvarez. El grupo adquirió su fisonomía a fines de los 40 y se extinguío a mediados de los 70, tras la muerte de Gelbard…
Capitales del PC, de Gelbard, de Sivak y de burgueses progresistas amigos de los radicales, iban a erigir la corporación que incluiría el diario, una serie de revistas y la radio `Rivadavia´, para avanzar más tarde sobre un canal, el 2…
Lo efectivo es que Gelbard actúo al servicio del PCA y que una vez fuera del país, a raíz del golpe de Estado de 1976, ofreció sus servicios y su gran experiencia al gobierno cubano.
Gelbard fue, a pesar de su fortuna y de los cargos públicos que ocupó, un `soldado anónimo de la Revolución´, según sus íntimos en la militancia secreta del PCA.
Gelbard fue parte del aparato financiero que el PCA construye después de 1946, podría decirse que fue el `alma mater´ del grupo de finanzas más sofisticado y secreto…Pero además, Gelbard fue parte privilegiada del secreto aparato informativo del comunismo criollo. A través de la política y la información fue que Gelbard se vinculó a la diplomacia soviética; no fueron negocios directos o indirectos sino un fuerte afecto ideológico lo que llevó a este singular personaje de la historia universal contemporánea a vincularse con la URSS…
David Graiver fue un eslabón importante en los negocios de Gelbard, especialmente en el proyecto del Papel Prensa…
A sus íntimos, entre ellos Graiver y Jacobo Timermann, les dijo la verdad”*
Las discreciones de Gilbert acerca de los componentes vivos del Directorio comunista no han servido de mucho. María Seoane, en su biografía de José Ber Gelbard, ha dado con mayor precisión el listado de empresarios rojo.
Indica que el grupo era capitaneado por Orestes Gioldi, y lo integraban:
“Gelbard, Ernesto Paenza, Simón Duvchavzky, Bedzronik, Samuel Sivak y Roberto Gold, dueño de la empresa Syntal” A ellos se agregaron Marcos Bedzronik, hermano de Felipe, “un comunista culto y de una sensibilidad casi femenina, socio de Sivak y Gelbard en la empresa Minera Aluminé, y de Julio Korn, el dueño de la Editorial Haynes que editaba el famoso diario “El Mundo”.
Ellos, y sus numerosos contactos, prestanombres y testaferros, realizaron diversos negocios. Así:
“El Banco de Buenos Aires de Sivak y Bedzronik, un banco comercial, financiaba Aluminé…a Minerva Valcheta… que explotaba bórax y le acercaba negocios a la Compañía de seguros Fides
S.A....Gelbard aparecerá como presidente y accionista mayoritario de Minerva Valcheta, una empresa montada por los comunistas.
La empresa Textil Oeste., cuya financiera era Surinvest, también le debía favores a Gelbard…Gelbard se constituyó en accionista, mediante el aporte de un millón de pesos, del Banco de Buenos Aires, financiado por la URSS. Este banco realizaba el contrabando de bórax, extraído aquí en la Argentina, para Rusia, que lo destinaba a sus experiencias espaciales”…
“Además, apenas iniciado el 59, Gelbard comenzó a armar el negocio de la Coca-Cola, con el auxilio financiero del `Directorio´. Junto con su cuñado comunista Jona Perelmut…y el cegeísta y también comunista Ernesto Paenza, fundó Tucumán Refrescos S.A…despidiéndose por el momento del proyecto del Chocón y dándole prioridad al nuevo negocio azucarero y al reflotamiento del diario `El Mundo´.El matutino pertenecía a la Editorial Haynes, de Julio Korn, y un editor que tenía aceitadas relaciones con el grupo Sivak.En esos años…Codovilla estaba particularmente interesado en tener una voz pública. Y el diario estaba en francas dificultades financieras.
Sin perder tiempo, en una reunión realizada en la quinta de Juan Grande, el `Directorio´ ofrece participar en su reflotamiento y el Banco Buenos Aires, en el salvataje financiero.
La dirección periodística fue independiente y recayó en periodistas amigos de Gelbard: Timermann, Oscar García Rey y Moisés Jacoby…El jefe era Marcos Bedzronik…
En cuanto al negocio azucarero, el `Directorio´ había aceptado finalmente la oferta de participar en la compra de la CAT (Compañía Azucarera Tucumana)…un verdadero hólding con numerosos negocios secundarios…El directorio se integró así: Tornquist al frente de la CAT…Como vicepresidente y gerente general, Emilio Nadra, socio de Gelbard…hermano del dirigente comunista Fernando Nadra. El director de Producción era el ingeniero químico Jacobo Goranzky, un camarada de Gelbard…Goranzky sería uno de los principales testaferros de Gelbard…Bogdan Konstantinoff, un búlgaro nacionalizado argentino…Si bien los comunistas siempre guardaron en secreto su participación en este emprendimiento…se supo que ingresaron como accionistas mayoritarios pagando el 2 del valor de los ingenios mediante un crédito del Banco de Buenos Aires y del Banco Ciudad de Buenos Aires –con contactos facilitados por el dirigente liberal Cueto Rúa, miembro del negocio…Al poco tiempo, cuando comenzaron los problemas financieros, apareció en escena, a pedido de Gelbard, y como asesor, un hombre del `Directorio´: Simón Duvchavky…Nunca pudo ser confirmado una vinculación más estrecha…cuando sobrevino la crisis definitiva…el `Directorio´entregó la defensa del patrimonio de los accionistas, entre ellos Nadra, a Remo Entelman, un abogado del grupo Werthein, director de Odol…
A mediados de febrero (de 1965), tuvo (Gelbard) una reunión reservada con Codovila, Berzronik y Sivak en la quinta de Juan Grande. Les comunicó su decisión de separarse del “Directorio”.No dejaría ser ser amigo del partido (PC), pero dejaría su lugar en la CAT, el diario El Mundo y la Minera Aluminé. Gelbard “donaría” sus acciones en la compañía azucarera a cambio de unos 400 mil dólares.


Para evitar a los sabuesos impositivos,esos fondos figurarían como un préstamo de una tía de Gelbard, María Sarah Samiter de Bass, radicada en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, a su sobrino…Gelbard blanqueaba sus fondos y transformaba su patrimonio en una deuda. Contaba, entonces, según la paridad del peso con el dólar…con una fortuna de mil doscientos millones de pesos…En la declaración jurada de bienes de ese año a la DGI, Gelbard declaró tener apenas 18 millones. Sin duda, ésta era una maniobra de evasión impositiva bastante usual” **
También con Oreste Ghioldi, Gelbard con el “Directorio” creó un sistema crediticio cooperativo. Se trataba, como se aprecia, de una genuina mafia, una oligarquía que reemplazó a la antigua oligarquía vacuna. Esta oligarquía financiera estaba compuesta básicamente de “polacos” emigrados. Dice al respecto la marxista María Seoane:
“JulioBroner…Jacobo Timermann…David `Dudi´Graiver…Manuel Madanes.Judíos como Gelbard, amigos y socios de Gelbard, vinculados de una u otra manera a la guerrilla peronista Montoneros, opositores al gobierno militar, oblicuos amasadores de fortunas, traficantes, a su manera, de dinero e influencias…El `Grupo´…englobaba los negocios soviéticos en la Argentina –de los que suponían que Gelbard era el testaferro- las fortunas de Timermann, Graiver, Broner y Madanes, y la posibilidad de agarrar con las manos en la masa al general Lanusse” *** 

En sólo unas décadas, estos “ashkenazis”, que habían llegado sin un peso en el bolsillo, sin chapurrear el castellano, los más vendedores ambulantes de preservativos, tomaron por asalto los negocios públicos de la Argentina, y consolidaron fortunas multimillonarias depositadas en cuentas en Zurich, Ginebra y Lugano. Esto fue posible –además de la inescrupulosidad absoluta de los mentados “caballeros” –merced a los vínculos y “comisiones” (coimas) que les otorgaron casi todos los gobernantes del período (excepción hecha de Onganía e Illia).
De ahí que la biógrafa de Gelbard concluya citando un informe del consejero político de la embajada norteamericana, en los años de 1970, John King, quien sostiene que en la élite argentina hubo una norma de corrupción, y que:
“Las excepciones son muchas pero no han escrito la triste historia de lo que se conoce como historia argentina.
La historia de Timermann, la historia de Graiver, la historia de Lanusse, lahistoria de Gelbard, la historia de Suárez Mason, la historia de Massera, la historia de Perón, no son excepciones. Son ilustraciones. En conjunto hacen virtualmente imposible ser otra cosa que pesimista respecto del futuro de este país.”****
Todo esto lo ha escrito María Seaone, entusiasta apologista de Mario Roberto Santucho... No es, pues, una autora antisemita, derechista o nacionalista. Pero allí está esta cruda descripción de la mafia.
O sea: que las denuncias nacionalistas se quedaron chiquitas ante la realidad. 

 Notas: 
*Gilbert Isidoro. El oro de Moscú.La historia secretade las relaciones argentino-soviéticas.Bs. As, Planeta, 1994, ps. 235, 236, 239, 241, 280, 282, 296. Entre otros importantes datos, añade que tanto Perón como Lanusse sabían del comunismo de Gelbard y que lo utilizaron para
vincularse con la URSS: op. cit., p.281.
 **Soane, María. El Burgués maldito.Bs As., Planeta, 1998, ps 58, 59, 95, 96, 126, 127,128, 129, 143-144. 
***Seoane, María, op. Cit., ps. 19, 21. Otros sujetos de semejante catadura que la autora indica como vinculados al “grupo”, son: Bernardo Grinspun, Jorge Rubinstein, Abreham Krislavin, Juan Llmazares, Ildefonso Recalde, Miguel Rejtman, Horacio Giberti, Norberto Rodriguez Bustamante, Alberto Rudni, Israel Dujovne, Isaac Goldenberg, José Kestelman, Moisés Kostzer, Luis Orteda Velarde, Rogelio García Lupo, Elpidio Lasarte, David Blejer, Boris Garfunkel, Carlos Garber, Manuel Werner, Edmond Safra, Duilio Brunello, Orlando Santos, Enrique Petracchi, Teodoro Alvarez, Jorge “Abrasha” Rothemberg, Moisés Haskel, Delfor Otero, Tomás Sánchez Bustamante, Moisés Konstantinosky ( “Emilio Perina”), Ideler Tonelli, Juan José Taccone, Rafael Cáceres Monié, Carlos Alberto Rey, José Alonso, José Daniel Paladino, Alfredo Concepción, Luis Leguizamón Martinez, Rodolfo Martinez (h), Rogelio Galarce, Hugo Barrionuevo, Oberdan Sallustro, Carlos Mugica, Mariano Grondona, Bernardo Neustadt, Norberto Habbergger, David Klein, Enrique Vanoli, Julio Oyhanarte, Rafael Kohanoff, Gustavo Caraballo, Robert Lee Vesco, Mauricio Warroquiers, Roberto Frenkel, José Domingo Shaw, Juan Tárara, Mauricio Kancepolsky, Alejandro Romay, Miguel Bonasso, Simón Lázara, Orlando D’Amico, Alejandro Orfila, Leopoldo Tettamanti, Alfredo Yabrán, Yittzhak Vardi, J.M. Pasquini Durán, Alberto Biagosh, Félix Luna, Héctor Luis Fautario, Sergio Villarruel, José Ignacio López, Carlos Abalo, Vicente Damasco, Carlos Dalla Tea, Baruj Tenenbaum, Eduardo Krasniavzky, Jorge Oleza, Northon Rosenthal, Edgardo Sajón, José Luis García Falco, Marcos Szteiman y Mario Hirsch.
****Seoane, María, op. cit. p.411.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres