20110818231156-judiosdemierda.jpg

 

Una historia explosiva. El prestigioso diario israelí Haaretz publicó hoy una noticia que involucra al Gran Rabino de Argentina, Shlomó Ben Hamu, y su familia en un caso de lavado de dinero internacional.

El propio Ben Hamu esta semana declaró ante la Justicia de Israel que fue utilizado por su yerno, el también rabino Yoshiyahu Pinto, para lavar dinero en Jerusalén. Lo hizo en una exposición por escrito que fue presentada ante un tribunal de esa ciudad.
Allí, Ben Hamu reconoció estar implicado en un caso de lavado de dinero organizado por su yerno y su hija Déborah Pinto Ben Hamu.

La historia, según publica Haaretz, comenzó a tejerse unos años atrás cuando Ben Hamu recibió un particular pedido de su yerno. Pinto y su hija le solicitaron que abriera una cuenta a su nombre en Argentina y que comprara un departamento de lujo para la pareja en Jerusalén. Estaba valuado en más de un millón de dólares.

"Me negué", le explicó Ben Hamu a la Justicia de Israel. "Pero mi hija aplicó toda clase de presiones y manipuló mis emociones hacia ella, y argumentó que mi negación provocaría problemas con su marido", agregó el Gran Rabino.

 

 

 

COBERTURA. La nota publicada hoy en el diario Haaretz

 

 

Ben Hamu asegura que su hija y su yerno le prometieron que él no tendría ninguna responsabilidad tras la firma del contrato. Que sólo querían que –por cuestiones técnicas- les saliera de garante de la operación.

Finalmente, y tras el ruego reiterado de su hija, el religioso aceptó. Y en julio de 2007 le puso la firma al contrato. No imaginó en ese entonces la tormenta que se desataría.
"Todos los pagos y registros y todo lo demás debería haber sido hecho por la señora Pinto y su marido", explicó Ben Hamu en su exposición. Es que el caso estalló luego de que la pareja dejara de hacer los pagos por el departamento y la empresa constructora del edificio decidiera entablar una demanda en contra del garante.

"A partir de ese momento, se produjo una serie de eventos y la relación con mi hija y mi yerno terminó. Fui el blanco de insultos y amenazas. En retrospectiva, se hizo patente que todo esto pasó para que yo pudiera ser explotado y el dinero del rabino Pinto pudiera ser lavado", acusó Ben Hamu, quien asegura no haber pagado un solo centavo de los 1.150.000 de dólares que costó el departamento que compró su familia.

A raíz de la demanda que entabló el constructor, otro religioso intentó mediar entre Ben Hamu y su familia. Así lo asegura Radio Jai, uno de los tantos medios de la comunidad judía en Argentina que reproduce el caso. Pero nunca llegaron a un acuerdo.

"Pinto, que divide su tiempo entre Ashdod y Nueva York, es muy conocido por ser un consejero espiritual de la élite de la sociedad israelita", publicó hoy Haaretz. Radio Jai coincide y asegura, en su sitio web, que es el consejero de personajes de gran alcurnia en Israel y en Argentina. Así, enumera a los ministros Israel Katz, Eli Ishai y Uzi Landau, a los diputados Tzipi Livni, Itzjak Herzgov y Joel Hason, a los empresarios Lev Levaiev, Jackie Benzaquen, Ilan Ben Dov, Noji Denkner, al argentino Eduardo Elsztain, a David Goldfarb, dueño de la empresa de mantenimiento "James", al general de Reserva Avi Zamir y a los generales retirados Arie Amit y Jaim Kleim. Incluso, asegura que el basquetbolista de la NBA LeBron James es otro de los que le han pedido una bendición.
Según Radio Jai, Pinto, que aún no ha cumplido los 40 años, ya tiene montado todo un imperio. Academias rabínicas, centros de distribución de comida para personas carenciadas y otros centros de estudio de la Torah completan la red que se expande de Manhattan a Ashdod, y de Buenos Aires a Los Ángeles.

La Justicia de Israel se expedirá dentro de un mes sobre el caso.

Fuente: Clarín

 

 

 

 

 

Comentarios  Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.